Caries en los dientes de leche

lunes, 9 de julio de 2018




La noche del cumpleaños de Luciano, poco antes de que se vayan sus tíos y primos, empezó a quejarse de un fuerte dolor en los dientes, no le di mucha importancia en ese momento, porque pensé que era producto de los dientes que estaban por caerse o de que había mordido algo mal, supuse que pasaría rápido, pero el dolor se fue haciendo más intenso y empezó a llorar. En ese momento, su papá le revisó la boca y nos dimos con la sorpresa que tenía un hueco. Si, tal como leen, ¡un hueco! en uno de los dientes que están pegados a la muela, los de al fondo. Inmediatamente pensé que se lo había roto con la canchita, a mi se me rompió uno comiendo chupete cuando era niña, así que asumí que eso había pasado y le tomé una foto para enviársela a su dentista. Casi me muero cuando me respondió diciéndome que era ¡una caries! 

¿Estás segura? le pregunté, porque les juro que jamás me imaginé que los dientes de leche pudieran tener caries. ¡Si! me respondió, no hay duda. ¡Es una caries!, tráelo mañana para revisarlo. Felizmente lo pudo ver al día siguiente porque mi chino se partía del dolor y no aguantaba comer / tomar casi nada, literalmente.


¡La caries! =(

Al día siguiente cuando llegamos, algo asustados los dos, Tati nos explicó que la caries en los dientes de leche es una de las enfermedades dentales crónicas más comunes en los niños y que sucede justamente porque hay una idea equivocada de que como se van a caer no es necesario cuidarlos tanto. pero eso no es así, muy por el contrario, hay que prestarles bastante atención y protegerlos, el no hacerlo, podría ocasionar muchos problemas en la salud bucal del niño más adelante y afectar la pulpa dental y la formación / erupción de los dientes permanentes. 

Después de revisar a Luciano, me dijo que su caries había avanzado bastante, que estaba muy cerca de tocar el nervio y que debíamos curarla lo más pronto posible. Entonces, sinceramente, pensé que lo mejor sería sacarlo ya que pronto le saldrían sus nuevos dientes, pero otra vez estaba equivocada, porque la misión de los dientes de leche es cuidar el espacio de los dientes permanentes. Por lo tanto, si se extraen, los que vienen perderían su lugar  y eso generaría problemas más graves. Por otro lado, si no la curamos, la caries atacaría el nervio y aparte de las molestias y dolor que eso genera en los niños, también podría causar malformaciones, manchas o lesiones secundarias en los dientes permanentes de los niños, por eso, es necesario que reciban tratamiento.

Pero, ¿cómo es que la caries ha avanzado tan rápido sin que haya generado ninguna molestia? Es porque la caries es una enfermedad silenciosa que sólo empieza a doler cuando ya está cerca de la pulpa dental (nervio) y no en su etapa inicial.


RECOMENDACIONES PARA EVITAR LA CARIES EN LOS DIENTES DE LECHE 
  • Llevar a los niños a un control  con el odontólogo, es sin duda una de las más importantes. Ahí le enseñarán a lavarse bien los dientes, a tener el cuidado adecuado y a prevenir una posible infección o descubrir la caries en su etapa inicial.  El tiempo ideal es cada 6 meses. Yo lo llevaba a Lu religiosamente, pero confieso que entre una y otra cosa el último año se me pasó, no fuimos y miren, tenemos nuestra primera caries. =(
  • Limpieza bucal adecuada. A veces pensamos que como "ya están grandes" (5 o 6 años) ya se pueden lavar los dientes y los dejamos hacerlo. Sin embargo, aún no deben hacerlo solos, es necesario que lo hagan bajo nuestra supervisión y revisión, ya que hay lugares en la boca a los que no se llega con facilidad, como la parte de la boca donde está la caries de Lu y si no se limpia bien, es muy probable que se infecte. La higiene debe ser mínimo 3 veces al día después de cada comida y debe hacerse despacio y cuidadosamente.
  • No ingerir mucho dulce, no sólo en cuestión de golosinas, sino también en la leche, las gaseosas, los jugos, las galletas, el cereal e incluso la fruta, entre otros. Por ejemplo, algo que me pasaba a mí, es que se lavaban los dientes y se iban a la cama, ahí les provocaba un poco más de leche o yogurt, les servía, lo tomaban y luego se dormían sin lavarse y esa azúcar que se queda ahí toda la noche, poco a poco va entrando en el diente, igual pasa con la comida. 




Si el dolor de dientes o muelas es feo, irritante, fuerte y molestoso para los adultos, imagínense cómo será en los niños. Felizmente lo pudimos curar a tiempo y no fue necesario ningún otro tipo de tratamiento más invasivo. Yo quedé curada, ahora cada 6 meses sin falta, mis hijos pasarán consulta con su odontóloga si o si, así además, se acostumbrarán y para ellos será algo normal y rutinario y no asociarán al dentista con el dolor. ¡Lo prometo! :)

Y para que a ustedes NO les pase lo mismo que nos pasó a nosotros, conversé con Tatiana para darles una súper promoción y puedan llevar a sus peques a pasar un chequeo preventivo con ella. 
 
El chequeo incluye: Evaluación con cámara intraoral, 1 resina simple y un sellante de fosas y fisuras  (en caso sea necesario) a 59 soles. ¡Preciazo! 
Será válido por todo el mes de Julio y para hacerlo efectivo, sólo deberán indicar que van de parte del blog al momento de hacer la cita.  Al final encontrarán los datos del consultorio para que puedan llamar.

Un beso enorme y que tengan una linda semana.
Sil

Image and video hosting by TinyPic


Especialidades Odontológicas Perú
Dra. Tatiana Schmiel 
Teléfono: 01 435-5609
Email: contacto@espeodontoperu.com
Av. Manuel Olguin 529 Of. 302 - Santiago de Surco