¡De campamento con los niños!

viernes, 27 de julio de 2018



Hace algunos meses nos fuimos de campamento con mis hijos, entre todos los viajes familiares que hemos hecho y todas las experiencias que hemos tenido, para mi, ésta ha sido sin duda una de las mejores. Escogimos playa porque aún estábamos en verano y la pasamos increíble. Si bien, yo había ido de campamento cuando tenía como 20 años, (osea hace muy poquito jajaja) esta vez era diferente, tenía otro feeling, sentí como si fuera la primera vez, puede ser porque era mi primera vez con mi familia, ¡con mis hijos!.  Hace tiempo que venía tratando de convencer a mi esposo para irnos de campamento, lo intenté como mil veces, pero nada. Se volvió la tarea más difícil de todas, es más, estaba segura que odiaba la sóla idea de hacerlo, tal vez el hecho de pensar que no tendría cómo bañarse o ir al baño, hacía que lo descartara por completo ni bien se lo proponía, hasta que por fin ¡aceptó! =)  Y todo, porque nos íbamos a ir a un club y ahí tendría todo lo que el necesitaba para estar tranquilo.  Lo cual se convierte en el primer punto de este post.



1.- Elegir el lugar adecuado. 
Si es la primera vez que acampan, ¡vayan a un club! Por miles de razones, la primera y la más importante, ¡porque no saben cómo les va a ir!, cómo van a reaccionar sus peques al dormir "al aire libre", porque tienen todos los servicios necesarios, llámese baños, duchas, tópico de emergencias, restaurante, seguridad, y una que otra cosa más, que podrían llegar a ser necesarias si, como les digo, es la primera vez que acampan. Así aprenderán más tranquilos, sobre lo que necesitan llevar (o no llevar) para la próxima vez y ya sabrán si la hacen o no en un lugar libre. Eso no quiere decir que no podamos acampar en medio de la nada, en el campo o en la playa, sino que de preferencia podemos empezar por hacerlo en un lugar cómodo.

Cerca de Lima hay muchos clubes en los que no tienes que ser socio para ir a acampar, en Santa Eulalia, Chosica, Chaclacayo, Cieneguilla hay un montón de lugares que ofrecen zona de camping. Algunos hoteles campestres también tienen, podemos cambiar las habitaciones por carpas. ;)




2. La Carpa ideal.
Si no tienen carpa y van a comprar una, de preferencia compren una contando 2 personas más de las que van. Yo compré una para 4 y es ¡literalmente! para 4, no van a tener espacio ni para moverse, así que mejor, compren una un poquitín más grande. ¡Lo dice la voz de la experiencia! jajaja...
Hay carpas para todos los gustos y bolsillos, busquen la que se acomode más a ustedes, pero tengan en cuenta mucho el lugar al que van, si llueve, hace frío o calor, cuántos días van, y ese tipo de cosas.

3.- Dónde dormir.
¡Compren un colchón inflable!, háganme caso, jajaja yo no compré porque dije: "ay es sólo una noche, además nos vamos de campamento y lo rico es vivirlo tal cual", ¡ja! no sé si fueron los 30s o que dormimos los 4 bien apretaditos sobre una manta (encima de la arena), pero dormí más incómoda que en 6 años durmiendo con mis hijos y eso es mucho decir. También pueden usar bolsas para dormir pero tendrían que llevar una para cada uno. Algo que si no pueden olvidarse son las mantas, sirven full, pueden llevar polares o las de algodón, según el lugar al que van, salvan de apuros, no sólo para la hora de dormir, sino también para taparse las piernas a la hora de la fogata en la noche. ;)

4.- Qué comer
Hagan una lista de lo que van a comer cada día, (desayuno, almuerzo y cena) para que compren lo necesario y no se olviden de nada. Eso si, traten de llevar cosas no muy elaboradas, ni que requieran de mucha preparación o refrigeración, acuérdense que estarán prácticamente a la intemperie ;) Piensen en todas las cosas que no tendrán a la mano como para que se puedan organizar mejor. Por ejemplo, nosotros llevamos comida para la parrilla como carne, pollo y ese tipo de cosas, pero se demoró ¡un montón! en cocinarse, teniendo en cuenta que la parrilla en un campamento es súper artesanal, mientras que unos amigos, llevaron hamburguesas y hotdogs y estuvieron listos ¡al toque! (literalmente) y los peques los comieron mucho más fácil y, a decir verdad,  mucho más contentos.
Lleven fruta y snacks para los chicos para el día, pan de molde, galletas, atún, y cosas fáciles de preparar.
Les recomiendo llevar todo el menaje de plástico, (ojo, no descartable, sino reutilizable, cuidemos el medio ambiente), así no hay que preocuparse por si se rompe algo. Vasos, platos, cubiertos, tazas y demás, hay sets especiales para campamento, vienen en una maleta súper práctica de llevar y guardar.

  

5. Prepárense para la aventura. 
Lleven binoculares, lupas y linternas para los chicos y ¡salgan a pasear!, recorran todo el lugar, las mejores horas para hacerlo son muy temprano en la mañana cuando recién se levantan, incluso antes del desayuno, o en la noche, como que recogen palitos, ramas o leña para hacer la fogata.
Esas horas son ideales porque los chicos están con toda la adrenalina que les da despertarse en medio de la playa o el campo después de haber dormido en una carpa, o, porque recién lo van a hacer, así que están con la expectativa y el hambre de explorar a mil. Por lo que es nuestra oportunidad para hacer que esa experiencia sea inolvidable.  Yo no pensé eso al momento que me fui y no saben cómo me arrepentí de no llevarlas, porque cuando salimos a explorar hicieron mucha falta. También lleven una mochilita o bolsito para que los peques puedan guardar todos "los tesoros" que recogen de su "exploración" :)





6.- Planear / organizar todo con los chicos.
Lo mejor de esta aventura familiar, es conversarlo, planearlo y organizarlo con los chicos.
Antes del viaje, podemos mostrarles en el celular donde vamos a ir, un mapa o alguna foto de referencia, preguntarles qué quisieran hacer, preparar el equipaje juntos, la comida, enseñarles a armar la carpa, o ir a hacer las compras juntos.
Durante el viaje, armar la carpa juntos, recolectar leña para la fogata, agua, lavar los platos, poner el mantel de picnic, o todo lo que se necesite.
Después del viaje, acomodar todo para el regreso y tomarse un tiempo para ver las fotos, conversar qué fue lo que más les gustó y a donde quisieran ir la próxima vez.





7 .- Relájense y disfruten.
Yo sé que cuando vamos con niños es poco probable que esa palabra tome mucho sentido, pero lo mejor, por el bien de todos, es relajarse y disfrutar. No se estresen con los horarios de comida, de siestas, de limpieza, de orden. Dejen a los niños disfrutar el día y disfrútenlo también ustedes, eso va a facilitar todo para que fluya mejor. Este es mi mayor consejo. El campamento es el tiempo ideal para estar en familia en contacto con la naturaleza y con todos, ¡aprovéchenlo al máximo!, jueguen, canten, bailen, cuenten historias, chistes o trabalenguas. Las opciones son infinitas, pueden buscar piedras de distintas formas, trepar árboles, recostarse a ver las estrellas, cocinar marshmellows en la fogata y miles de cosas más, sólo es cuestión de dejar volar su imaginación :)

8.- El plus: 
Aquí una pequeña lista con cosas que no debemos olvidar
Agua, lleven litros de litros de agua. Nunca es mucha. 
Extensión, en algún lugar del club, cerca de la zona de camping, debe haber tomacorrientes y les va a servir full para conectar varias cosas a la vez, como cargador de celular o cámara, hervidor eléctrico, radio, entre otros. 
Botiquín a la mano, no en el fondo de la maleta, porque si pasa algo (Dios no quiera) entre los nervios y el apuro no lo van a encontrar. Asi que debe estar siempre cerca, incluyan un antialérgico,  algo para la fiebre y curitas de todas maneras, a parte de lo que acostumbran llevar. 
Lleven bloqueador (sea invierno o verano), repelente y crema humectante. 
Marshmellows para la fogata y palitos de brocheta, ¡no se vayan a olvidar! porque la fogata es una de las cosas más importantes para los chicos en un campamento y fogata sin marshmellows no es fogata =) y en los clubs cuestan casi el doble de lo que están en los supermercados. 
Si van con bebés, como fue mi caso, no olviden los pañales tanto los normales como los de piscina, lleven ¡muchos! porque les aseguro que se ensuciarán más, ya sea en la arena, en la fogata, caminando, hay más estímulos y por ende mayor interacción de los chicos con las cosas.





¡MUY IMPORTANTE! Vayan cargados de energía y dispuestos a divertirse full. Ir de campamento en familia es una de las experiencias más lindas que hay y que todo niño debe vivir con sus padres. El estar en contacto con la naturaleza, dormirse con el sonido del mar, levantarse con los primeros rayos de luz, con la música de las aves, es ¡I N C R E I B L E! algo que vale totalmente la pena vivir, les aseguro que serán las mejores vacaciones de los chicos.

Nosotros sólo hemos ido de campamento a la playa, ir al campo debe ser otra cosa igual de maravillosa y ya lo tenemos en nuestra lista de pendientes. Si ustedes tienen alguna recomendación que darnos o quieren agregar algo a este post, please escríbanlo en los comentarios y lo agrego al toque, así todos podemos leerlo y aprendemos un poquito más.

Espero que les sirva y lo disfruten mucho.

Un beso,
Sil

Caries en los dientes de leche

lunes, 9 de julio de 2018




La noche del cumpleaños de Luciano, poco antes de que se vayan sus tíos y primos, empezó a quejarse de un fuerte dolor en los dientes, no le di mucha importancia en ese momento, porque pensé que era producto de los dientes que estaban por caerse o de que había mordido algo mal, supuse que pasaría rápido, pero el dolor se fue haciendo más intenso y empezó a llorar. En ese momento, su papá le revisó la boca y nos dimos con la sorpresa que tenía un hueco. Si, tal como leen, ¡un hueco! en uno de los dientes que están pegados a la muela, los de al fondo. Inmediatamente pensé que se lo había roto con la canchita, a mi se me rompió uno comiendo chupete cuando era niña, así que asumí que eso había pasado y le tomé una foto para enviársela a su dentista. Casi me muero cuando me respondió diciéndome que era ¡una caries! 

¿Estás segura? le pregunté, porque les juro que jamás me imaginé que los dientes de leche pudieran tener caries. ¡Si! me respondió, no hay duda. ¡Es una caries!, tráelo mañana para revisarlo. Felizmente lo pudo ver al día siguiente porque mi chino se partía del dolor y no aguantaba comer / tomar casi nada, literalmente.


¡La caries! =(

Al día siguiente cuando llegamos, algo asustados los dos, Tati nos explicó que la caries en los dientes de leche es una de las enfermedades dentales crónicas más comunes en los niños y que sucede justamente porque hay una idea equivocada de que como se van a caer no es necesario cuidarlos tanto. pero eso no es así, muy por el contrario, hay que prestarles bastante atención y protegerlos, el no hacerlo, podría ocasionar muchos problemas en la salud bucal del niño más adelante y afectar la pulpa dental y la formación / erupción de los dientes permanentes. 

Después de revisar a Luciano, me dijo que su caries había avanzado bastante, que estaba muy cerca de tocar el nervio y que debíamos curarla lo más pronto posible. Entonces, sinceramente, pensé que lo mejor sería sacarlo ya que pronto le saldrían sus nuevos dientes, pero otra vez estaba equivocada, porque la misión de los dientes de leche es cuidar el espacio de los dientes permanentes. Por lo tanto, si se extraen, los que vienen perderían su lugar  y eso generaría problemas más graves. Por otro lado, si no la curamos, la caries atacaría el nervio y aparte de las molestias y dolor que eso genera en los niños, también podría causar malformaciones, manchas o lesiones secundarias en los dientes permanentes de los niños, por eso, es necesario que reciban tratamiento.

Pero, ¿cómo es que la caries ha avanzado tan rápido sin que haya generado ninguna molestia? Es porque la caries es una enfermedad silenciosa que sólo empieza a doler cuando ya está cerca de la pulpa dental (nervio) y no en su etapa inicial.


RECOMENDACIONES PARA EVITAR LA CARIES EN LOS DIENTES DE LECHE 
  • Llevar a los niños a un control  con el odontólogo, es sin duda una de las más importantes. Ahí le enseñarán a lavarse bien los dientes, a tener el cuidado adecuado y a prevenir una posible infección o descubrir la caries en su etapa inicial.  El tiempo ideal es cada 6 meses. Yo lo llevaba a Lu religiosamente, pero confieso que entre una y otra cosa el último año se me pasó, no fuimos y miren, tenemos nuestra primera caries. =(
  • Limpieza bucal adecuada. A veces pensamos que como "ya están grandes" (5 o 6 años) ya se pueden lavar los dientes y los dejamos hacerlo. Sin embargo, aún no deben hacerlo solos, es necesario que lo hagan bajo nuestra supervisión y revisión, ya que hay lugares en la boca a los que no se llega con facilidad, como la parte de la boca donde está la caries de Lu y si no se limpia bien, es muy probable que se infecte. La higiene debe ser mínimo 3 veces al día después de cada comida y debe hacerse despacio y cuidadosamente.
  • No ingerir mucho dulce, no sólo en cuestión de golosinas, sino también en la leche, las gaseosas, los jugos, las galletas, el cereal e incluso la fruta, entre otros. Por ejemplo, algo que me pasaba a mí, es que se lavaban los dientes y se iban a la cama, ahí les provocaba un poco más de leche o yogurt, les servía, lo tomaban y luego se dormían sin lavarse y esa azúcar que se queda ahí toda la noche, poco a poco va entrando en el diente, igual pasa con la comida. 




Si el dolor de dientes o muelas es feo, irritante, fuerte y molestoso para los adultos, imagínense cómo será en los niños. Felizmente lo pudimos curar a tiempo y no fue necesario ningún otro tipo de tratamiento más invasivo. Yo quedé curada, ahora cada 6 meses sin falta, mis hijos pasarán consulta con su odontóloga si o si, así además, se acostumbrarán y para ellos será algo normal y rutinario y no asociarán al dentista con el dolor. ¡Lo prometo! :)

Y para que a ustedes NO les pase lo mismo que nos pasó a nosotros, conversé con Tatiana para darles una súper promoción y puedan llevar a sus peques a pasar un chequeo preventivo con ella. 
 
El chequeo incluye: Evaluación con cámara intraoral, 1 resina simple y un sellante de fosas y fisuras  (en caso sea necesario) a 59 soles. ¡Preciazo! 
Será válido por todo el mes de Julio y para hacerlo efectivo, sólo deberán indicar que van de parte del blog al momento de hacer la cita.  Al final encontrarán los datos del consultorio para que puedan llamar.

Un beso enorme y que tengan una linda semana.
Sil

Image and video hosting by TinyPic


Especialidades Odontológicas Perú
Dra. Tatiana Schmiel 
Teléfono: 01 435-5609
Email: contacto@espeodontoperu.com
Av. Manuel Olguin 529 Of. 302 - Santiago de Surco