Pintar en el parque

martes, 22 de agosto de 2017

Esta semana me estoy poniendo al día en el blog, me acabo de dar cuenta que hay algunas páginas que no están actualizadas, porque sólo había actualizado el fanpage, ¡lo siento! sorry sorry sorry... prometo que no volverá a suceder ;) 

Hoy les tengo una #Artividad muy especial y divertida... ¡Pintando en el parque! :)

¿Inversión?
Cero. Todo lo que usaremos lo tenemos en casa.

¿Qué necesitamos? 

  • Témperas, plumones, crayolas, pinceles, acuarelas, o lo que ustedes quieran para pintar.
  • Mandiles.
  • Bolsas para recolectar tesoros y para la basura también.
  • Pañitos húmedos para limpiarse ;)

Nivel de Dificultad de esta AyMamáArtividad es: MINIMO.

Como les he contado ya en las redes sociales, hace unos días nos fuimos con nuestra manta de picnic, la caja de arte, papel, mandiles, pañitos húmedos y muchas ganas de explorar y pintar, ¡al parque! fue alucinante, los chicos la pasaron genial, exploraron un montón, preguntaban por cada cosa que veían y no sabían, fue una experiencia muy RICA en todo sentido.
La idea es que pinten lo que ven y le peguen hojitas, flores, césped (sin arrancar las plantas, sino usando las que ya se cayeron de manera natural) e incluso arena en el dibujo para hacerlo más real y con relieve, dejándolos así explorar todo a su alrededor y principalmente, ¡expresarse! algo que los niños tanto necesitan y aprecian.
Luciano dibujó un árbol en medio del jardín, el cielo, el sol y una mariposa, luego decoró su dibujo con todo lo que recolectó en la caminata previa. Mientras que Valentino exploró con los colores y la témpera, alternando sus dedos con el pincel (y por ratos la boca). Además los dos se animaron a pintar piedritas también.  El resultado, dibujos hermosos, tiempo al aire libre y niños felices (y mamá orgullosa!) 
Ojo: Es importante que dejemos que ellos pinten solos, es decir, sin intervenir, dar indicaciones o corregir algo que no nos parezca, ya que el mundo a sus ojos, puede llegar a ser muy diferente del nuestro y lo mejor que podemos hacer es incentivarlos, decirles lo bien que lo están haciendo y así fomentar su creatividad y arte!
Espero que les guste y se animen a hacerlo con los peques, los beneficios son un montón. Una buena hora para ir al parque en invierno es de 4 a 5 de la tarde, con una casaquita y si pueden un termo con limonadita o agua tibia. 
Me cuentan qué les parece y si les gustó ¡compártanlo! y no se olviden de seguirnos en TODAS nuestras redes para que no se pierdan de NADA! ;)















Un beso, 
Las quiero!

Sil