Experimentando con la densidad

miércoles, 23 de agosto de 2017




Esta vez fue Luciano el que me propuso esta #Artividad, y me encanta que haya sido así porque quiere decir que ¡le gusta! tanto como a mi y que le da ganas de hacer en casa los experimentos que ve afuera. Es por eso que este en particular se convirtió en nuestra #Artividad de la semana. 

¿Qué es lo que hicimos ahora?  Probamos si el huevo flota o se hunde según la densidad del agua.

¿Inversión? 
Cero. Todo lo tenemos en casa. 

¿Qué necesitamos? 
  • 3 vasos con agua (hasta la mitad) 
  • Sal, azúcar. 
  • 3 huevos crudos enteros. (con cáscara)
  • 1 mandil. 


Nivel de dificultad de esta AyMamáArtividad: MÍNIMO.

¿Qué tenemos que hacer? 

Muy fácil. Lo que se necesita es colocar agua en los tres vasos, sólo hasta la mitad, los tres tienen que tener la misma cantidad. En el primero hay que ponerle unas 5 cucharadas de sal aproximadamente, en el segundo lo mismo pero de azúcar y en el tercero sólo agua pura.  Moverlos muy bien hasta que se haya disuelto por completo (o casi) la sal y el azúcar. 

Cuando ya estén listos, se colocan los huevos, en este orden, primero en el agua pura, después en el agua con azúcar y finalmente en el agua con sal. 

¿Qué es lo que veremos?  

El primer huevo se hunde hasta el final del vaso, esto debido a que la densidad del agua es menor que el peso de éste, por lo que es atraído por la gravedad.
El segundo huevo (azúcar) flotará sólo hasta la mitad del vaso, esto debido a que la densidad del agua ahora es igual al peso del huevo, lo que provoca que éste se quede en el medio.
El tercer y último huevo (sal) flotará hasta la superficie, debido a que la densidad del agua es mucho más fuerte que el peso del huevo, por lo que ejerce una presión que empuja al huevo hacia arriba y a la vez el peso de éste lo atrae.



Este experimento nos sirvió para descubrir por qué, muchas veces, es más fácil flotar en el mar que en el río o en la piscina y también para ver cómo un mismo objeto (huevo) puede reaccionar diferente según el estímulo que se le de.

Como ven, es súper sencillo, muy fácil de hacer en casa y lo que me gusta mucho es que da pie a que los chicos se hagan miles de preguntas sobre el por qué de las cosas. Primero dejen que ellos traten de explicarles a qué se debe, escuchen sus ideas, después ya ustedes les cuentan cuál es el secreto de todo. A mi me ayudó incluso para explicarle a Lu sobre la gravedad, comparé este ejercicio con los astronautas en el espacio y estuvimos un rato largo hablando de toda la ciencia ;) es un experimento ¡muy rico! en conocimientos, se los recomiendo un montón. La parte en la que ellos exponen sus teorías es buenísima, se van a sorprender, las cosas vistas desde los ojos de los niños son impresionantes.

Ahhh prepárense para tener un par de huevos rotos, algunas cucharas de azúcar en la boca, y mucha agua en la mesa, pantalón o piso ;)  Es su manera de disfrutar, jugar, de ¡aprender! :)  ¡Anímense a hacerlo en casa y no se olviden de contarme qué tal les pareció! y si les gustó ¡compártanlo! ;)

Un beso, 
Los quiero!


*Sil* 


Parque Castilla

martes, 22 de agosto de 2017





Una de las cosas que más nos gusta hacer con mis hijos, es ¡salir! nos gusta ir a los parques, pasear, caminar, trepar árboles, conocer uno nuevo cada vez, es como ampliar nuestras posibilidades de diversión porque no sólo se trata de un parque nuevo sino también de nuevos amigos, nuevas costumbres, nuevos juegos, nuevos retos, nuevo todo! =) Claro, no es algo que hagamos todo el tiempo, porque ya Lu está en colegio, así que nos quedan menos horas al día y generalmente vamos al parque está en la esquina de mi casa, pero cuando tenemos tiempo nos escapamos, ya les he mostrado algunos de los parques que hemos visitado como el Parque de los Anillos, sino leyeron el post pueden hacerlo aquí

Hoy les voy a contar sobre otro parque que descubrí de casualidad un día que regresaba del teatro con los chicos, era de día y no sé cómo vi unos cisnes que salían de algo que parecía una laguna, me llamó mucho la atención así que les propuse bajar a pasear por el parque, igual si no era una laguna, podría tener juegos y la pasaríamos igual genial, nada que perder, pero nos dimos con la sorpresa que era un SÚPER lugar, muy conocido en Lince, se llama PARQUE CASTILLA y es simplemente HERMOSO!

Está rodeado de árboles, naturaleza, es hábitat de diferentes aves de las cuales hay información adentro, un vivero, una laguna preciosa que te saca de la ciudad en un minuto, parece que no estuvieras en medio del caos de Lima, de la bulla y el tráfico, donde se puede pasear en botes. El paseo de 10 minutos cuesta S/. 5.00 x persona (niños menores de 2 años no pagan y si eres vecino de Lince con tu DNI pagas S/. 4.00) y lo bueno es que, obligatoriamente, todos tienen que usar chalecos salvavidas, hasta el más pequeñito. La laguna tiene una profundidad de metro y medio. El encargado es MUY amable, puedes pedirle que te tome fotos al final antes de bajar del bote. Aunque los fines de semana hay hay fotógrafos que les toman instantáneas si quieren, por 5 soles.







Bello, no? :) 

Por otro lado, les cuento que tiene una zona de juegos con una variedad muy amplia, van desde los gratuitos, que son los típicos juegos de todos los parques con columpios y resbaladeras, hasta los que se pagan, que incluye una cama saltarina gigante, totalmente cerrada, pista de carros, juegos mecánicos de mesa y hasta una palestra bien chévere. En estos últimos el ingreso varía de la edad de los niños y de su tamaño.






Además tiene una biblioteca infantil con un montón de libros, cuentos y donde algunas semanas hacen hasta cuenta cuentos ;) para poder ingresar se debe sacar un carnet de ingreso, cuesta 3 soles niños y 6 soles adultos y te permite hacer uso de todos los servicios de la biblioteca.

También hay servicios higiénicos, estaban limpios el día que fuimos y la Sra. es muy amable, el costo es de 0.50 céntimos. 

Se los recomiendo, es un lugar muy bonito para pasar un rato diferente con los peques, jugar y hacer que gasten todas sus energías para que duerman riquísimo por horas jajajaja... 

¿Lo conocen? ¿Qué les pareció? ¿Conocen otro parque lindo que quieran recomendarnos? ¡Las leo! y si les gustó el post no se olviden de compartirlo y seguirnos en TODAS nuestras redes ;) 

Un beso, 
Las quiero!

*Sil*


Pintar en el parque

Esta semana me estoy poniendo al día en el blog, me acabo de dar cuenta que hay algunas páginas que no están actualizadas, porque sólo había actualizado el fanpage, ¡lo siento! sorry sorry sorry... prometo que no volverá a suceder ;) 

Hoy les tengo una #Artividad muy especial y divertida... ¡Pintando en el parque! :)

¿Inversión?
Cero. Todo lo que usaremos lo tenemos en casa.

¿Qué necesitamos? 

  • Témperas, plumones, crayolas, pinceles, acuarelas, o lo que ustedes quieran para pintar.
  • Mandiles.
  • Bolsas para recolectar tesoros y para la basura también.
  • Pañitos húmedos para limpiarse ;)

Nivel de Dificultad de esta AyMamáArtividad es: MINIMO.

Como les he contado ya en las redes sociales, hace unos días nos fuimos con nuestra manta de picnic, la caja de arte, papel, mandiles, pañitos húmedos y muchas ganas de explorar y pintar, ¡al parque! fue alucinante, los chicos la pasaron genial, exploraron un montón, preguntaban por cada cosa que veían y no sabían, fue una experiencia muy RICA en todo sentido.
La idea es que pinten lo que ven y le peguen hojitas, flores, césped (sin arrancar las plantas, sino usando las que ya se cayeron de manera natural) e incluso arena en el dibujo para hacerlo más real y con relieve, dejándolos así explorar todo a su alrededor y principalmente, ¡expresarse! algo que los niños tanto necesitan y aprecian.
Luciano dibujó un árbol en medio del jardín, el cielo, el sol y una mariposa, luego decoró su dibujo con todo lo que recolectó en la caminata previa. Mientras que Valentino exploró con los colores y la témpera, alternando sus dedos con el pincel (y por ratos la boca). Además los dos se animaron a pintar piedritas también.  El resultado, dibujos hermosos, tiempo al aire libre y niños felices (y mamá orgullosa!) 
Ojo: Es importante que dejemos que ellos pinten solos, es decir, sin intervenir, dar indicaciones o corregir algo que no nos parezca, ya que el mundo a sus ojos, puede llegar a ser muy diferente del nuestro y lo mejor que podemos hacer es incentivarlos, decirles lo bien que lo están haciendo y así fomentar su creatividad y arte!
Espero que les guste y se animen a hacerlo con los peques, los beneficios son un montón. Una buena hora para ir al parque en invierno es de 4 a 5 de la tarde, con una casaquita y si pueden un termo con limonadita o agua tibia. 
Me cuentan qué les parece y si les gustó ¡compártanlo! y no se olviden de seguirnos en TODAS nuestras redes para que no se pierdan de NADA! ;)















Un beso, 
Las quiero!

Sil

¡Rocoto Relleno y pastel de papas!

jueves, 17 de agosto de 2017



Uno de mis platos favoritos es, de lejos, el rocoto relleno, no sólo porque soy Arequipeña, sino por que es delicioso, la mezcla de sabores y aromas es una delicia, un regalo para el paladar. Sin embargo, nunca se me había ocurrido prepararlo yo, hasta hace un par de días que me armé de valor y dije ¡yo misma soy! es ahora o nunca jajajaja y para sorpresa mía, ¡me salió buenazo! con el toque perfecto de picor y aquí les dejo la receta, tal como se los prometí ;) 

INGREDIENTES

Para el Rocoto Relleno:

2 huevos.
50 grs de pasas. 
1 cebolla mediana. 
1 diente de ajo. 
1 taza de leche.
Sal, pimienta, orégano al gusto. 
Aceite.
Vinagre y azúcar. 
1 cdta. de maní molido. 
Pasta de tomate o ají colorado. 

Para el Pastel de papas:

1 kilo de papa amarilla.
5 huevos.
1/4 de queso paria (o fresco)
2 tazas de leche evaporada.
Sal y pimienta al gusto. 
Mantequilla y anis.

PREPARACIÓN

Rocoto relleno:

Rocoto:
La parte más trabajosa del rocoto relleno es quitarle el picor, lo bueno es que se hace una noche antes para que repose con calma y en la noche ya estamos más tranquilas, sin los peques, pongan buena música y relájense. 

Corten la tapa del rocoto, lo más parejo y bonito que puedan, que sea delgada para que tengan más rocoto, saquen las pepitas con una cuchara (pero cúbranse la mano con un guante de cocina, de doctor o una bolsa plástica) y raspen todo lo que queda adentro, luego laven el rocoto con agua y esponjita de cocina (¡yo usé la verde!) un par de veces, dependiendo de qué tan picantes estén (lo van a notar por el olor) con cuidado de no quebrar el rocoto. y cuando ya estén lavados coloquen adentro del rocoto 3 o 4 cucharas de azúcar, raspen con el azúcar los bordes del rocoto, los lavan otra vez y le ponen 1/2 jugo de limón a cada rocoto, lo mueven para que todas las paredes tengan limón y los dejan un par de minutos y los lavan, esta vez con agua caliente (todo esto también se hace con las tapas del rocoto). Una vez que ya hicieron todo esto, colocan los rocotos en una fuente, los llenan de azúcar y los colocan boca abajo hasta el día siguiente.

Al día siguiente, se ponen a hervir en una olla con agua y un churro de vinagre por unos minutos, (una o dos veces, depende de ustedes y de cuán picantes les gusten), finalmente se sacan y se dejan enfríar con hielos.

En una licuadora poner 1 taza de leche, 2 huevos, sal, aceite. Licuar y reservar.

Relleno:
Colocar en una sartén el ajo y la cebolla (previamente cortada en cuadritos pequeños), agregar orégano, sal, pimienta y pasta de tomate hasta que estén bien dorados. Se le agrega la carne molida, el maní, 4 huevos duros cortados en cuadritos y las pasas (o aceitunas si prefieren), se sigue moviendo hasta que esté cocido. 

Con esta preparación se rellenan los rocotos, se cubren con una tajada de queso edam (o media como prefieran), se tapan y se bañan con la salsa del leche preparada anteriormente. Se llevan al horno a 180° hasta que estén gratinados, apróx 10 a 12 minutos. 








Pastel de papas:

Se pelan las papas y se cortan en rodajas pequeñas. Se reservan. 
En un bowl se mezcla la leche, los huevos batidos, la sal, pimienta y el queso rallado. 
Se agregan las papas y se revuelve todo.
Enmantequillar un pyrex y vaciar en el las papas, encima se le ralla más queso. 
Por otro lado, batir a punto nieve una clara de huevo con sal, cuando esté a punto, cubrir las papas, colocarle encima trozos de mantequilla, anis (opcional) y llevar al horno a una temperatura de 180° por unos 25 minutos aproximadamente (Ir probando con el cuchillo como si fuera una torta) y listo.

Lo que yo hice es poner primero el pastel de papas en el horno y después de 15 minutos coloqué el rocoto relleno al costado, así aprovechamos el horno caliente. 




Parece difícil pero no lo es, lo único trabajoso es quitarles el picor. Espero que se animen a prepararlo en casa y si lo hacen, ya saben, nos mandan la foto ;)  Si tienen alguna otra forma de prepararlo o algún tip extra, nos lo comparten para así aprender más entre todas y si les gustó la receta, no se olviden de compartirla ;) 

Un beso gigante, 
¡Los quiero mucho! 


Sil


5 juegos para desarrollar la motricidad fina en casa

lunes, 7 de agosto de 2017



Siempre he pensado que la mejor estimulación que le podemos dar a nuestros hijos está en casa, los primeros años de vida ¡no necesitan nada más! nosotros tenemos todo, desde la parte afectiva, hasta la parte sensorial, educativa y más. Se escucha mucho de que los niños en el nido aprenden un montón de cosas (y ¡ojo! no digo que no sea cierto) y que deben ir desde temprana edad para que también socialicen con otros niños, pero yo soy de la idea que lo más favorable para ellos es que estén en casa, el primer lugar con el que deben familiarizarse es ¡con su casa! deben de sentir esa sensación de permanencia y pertenencia, de apego, de hogar.  También se que no siempre tenemos la oportunidad de que se queden en casa porque los papás trabajan y eso hace que se tenga que ir más temprano al nido, pero si por ahí cabe la posibilidad de que se queden en casa de los abuelos ¡háganlo! los bebés son muy pequeñitos para ir al nido al año (o antes de), dejemos que avancen a su tiempo, etapa por etapa, no los hagamos madurar tan pronto. 

Hoy les voy a mostrar algunos juegos de estimulación que podemos hacer en casa y que van a permitirle a los chicos explorar y aprender, será el primer post de muchos que estoy preparando sobre este tema. 

5 juegos de estimulación que podemos hacer en casa (Parte 1) 

Les prometo que se van a sorprender con lo versátiles que son las cosas que tenemos en casa y de cómo se convierten en un minuto en piezas claves de estimulación para niños. 

TIP: Hagan un cajita con todas las cosas que quieren que los chicos exploren y la dejan al alcance de su mano, así la pueden abrir cuando quieran, les da autonomía a la vez de un mundo por descubrir.

¿Qué vamos a usar?  
Ganchos de ropa. 
Rollos de papel higiénico. 
Frascos vacíos de play doh (con su tapa)
Pomos de pañitos húmedos. 
Botella pequeña o mediana.
Fideos.
Pasadores.
Burbujas.
Vasos y cereal.
*Yo usé estos, ustedes pueden elegir los que más quieran, la casa está llena de estímulos muy ricos para desarrollar la motricidad fina de los niños.

1. Ganchos de ropa 

De preferencia usen los ganchos de colores, son más llamativos y les van a crear mayor curiosidad.
Esta actividad trabaja la motricidad fina, favorece la pinza (uso del índice y pulgar juntos), coordinación mano-ojo, entre otros.
Recomendado para niños de 1 a 4 años, varía el grado de dificultad según la edad.



En el caso de bebés de un año, dale un frasquito con los ganchos, y deja que el explore al principio, que los mire, los observe y vea qué puede hacer con ellos. Valentino los tiró todos en la mesa y luego en el piso (tirar al suelo todo es su actividad favorita jajaja), luego le di una hoja de papel, puse el primer ganchito, lo saqué, lo volví a poner y después los demás, mientas le explicaba que el juego consistía en sacarlos del papel.  Al principio tenemos que ayudarlos, no lo van a hacer solos la primera vez, (ni la décima) poco a poco, todos los días, van a fortalecer su pinza. Cuando vi que se aburrió del papel, se los puse en su polo y le dije que se los saque y finalmente me los puse yo en mi manga y el me los tenía que sacar. El juego le encantó, estuvimos así más de 30 minutos y después de un tiempo, debo decirles que su pinza cada vez está mejor.
Cuando dominen sacar los ganchitos, hagan el juego al revés, que ahora ellos los pongan y ustedes los sacan y al final, ellos lograrán ponerlos y sacarlos.
* Variación, este juego puede ser utilizado para niños más grandes, pidiéndoles que sólo escojan del tazón los ganchos de determinado color, luego que sólo escojan cierta cantidad, por ejemplo 5 o 6 de ellos y cosas por el estilo.

2.- Encajar los fideos 

¡Es increíble la cantidad de usos que se les pueden dar a los fideos!
Esta actividad trabaja la motricidad fina, favorece la pinza (uso del índice y pulgar juntos), coordinación mano-ojo y ubicación del espacio (dentro y fuera).
Recomendado para niños de 1 a 4 años, varía el grado de dificultad según la edad.







En esta actividad tienen para hacer un montón de juegos a la vez, desde insertar los fideos en una botella hasta pintarlos o enhebrarlos en un pasador o lana para hacer un collar, todas son muy buenas. Aquí les muestro las 3, los peques la pasan súper bien y además de estar entretenidos por un buen rato, están desarrollando su capacidad motora.
* Variación, cuando los niños son más grandes, se pueden poner varias botellas y pedirles que pongan diferentes cantidades de fideos en cada una o incluso, usar varios tipos de fideos, los más pequeñitos como los coditos o los más grandes como los fideos de tallarín que exigen mayor precisión y cuidado.

3.-  Introducir tapitas en un frasco con agujero pequeño

Mi mamá siempre dice que soy cachibachera, yo creo que todo se puede usar de nuevo y el tiempo me da la razón jajaja... no boten los pomos de play doh vacíos ni los frascos de pañitos ¡jamás! =D
Esta actividad trabaja la motricidad fina, favorece la pinza (uso del índice y pulgar juntos), coordinación mano-ojo y ubicación del espacio (dentro y fuera).
Recomendado para niños de 1 a 3 años.



Los pomos de pañitos húmedos tienen un huequito por donde salen los pañitos, no? eso los hace ideales para esta actividad, yo usé los pomos de pañitos de limpieza, pero todos los tienen. El juego consiste en meter las tapas por los agujeros, no es tan fácil como parece, pero poco a poco los niños lo logran, gracias a esa perseverancia innata que tienen los niños. En caso no tuvieran las tapitas de los play doh pueden usar de nuevo los ganchos de ropa, los fideos, bolitas de papel o cualquier juguete pequeño que tengan en casa.

4.- Hagamos torres

Los pomos de play doh son perfecto, ¿no les digo que sirven para todo? =) 
Esta actividad trabaja la motricidad fina, la coordinación mano-ojo y el equilibrio.
Recomendado para niños de 1 a 5 años.



El hacer torres es algo que a todos los peques les encanta, a pesar que hay un montón de juguetes especialmente para eso, es bueno darles otros objetos para que exploren más y los frascos vacíos de play doh son perfectos por su forma y diseño, además de su color llamativo.
El juego consiste en que ellos hagan torres con los pomos, coloquen uno encima del otro, los tumben, los vuelvan a colocar, los abran y los cierren, los hagan rodar y exploren de todas las formas posibles con ellos y no sólo armar como sucede con los bloques tradicionales.
* Variación: Se pueden colocar piedritas adentro para hacer que suenen cuando las estén apilando o cuando se caen a la mesa o al suelo.


5.- ¿Dónde está la pelota? 

Esta actividad trabaja la motricidad fina, la coordinación mano-ojo y ubicación del espacio (está y no está).
Recomendado para niños de 1 a 3 años.



Los rollos de papel higiénico son muy versátiles, nunca son suficientes y es algo que podemos guardar con la certeza de que los vamos a usar después, sobre todo cuando tenemos hijos. En este caso, vamos a usarlos para esconder en ellos una bolita. El juego consiste en que los niños metan la pelota por un lado del rollo y que después la busquen. En esa búsqueda levantarán los rollos, los moveran, la pelota caerá por abajo y ellos podrán entender que a pesar que no la ven, está ahí. Es un juego que les encanta y los entretiene un montón. 

Espero que les haya gustado este post, prometo que será el primero de muchos, como ven, hay miles de maneras de estimular a los niños con cosas que tenemos en casa, sin necesidad de salir y lo  mejor de todo, sin necesidad de gastar. =) 

Cuéntenme en los comentarios qué les pareció y si les gustó ¡compártanlo! 


Un beso, 
¡Las quiero mucho!

Sil


¿Ya nos sigues en nuestras redes? ¡Ven y acompáñanos en esta hermosa aventura de ser padres! :)