¡Soy mamá de dos hombres!

martes, 2 de mayo de 2017




Foto: Mirella León Fotografía


Hoy me he levantado con mucha más energía que de costumbre, he saltado de la cama casi casi de madrugada, cuando todo estaba oscuro y el frío de afuera me pedía casi a gritos que me quedara metida en la cama, tapada hasta el cuello, disfrutando de lo maravilloso que es despertar en medio de dos cuerpecitos (digo 2 porque mi esposo está de viaje) y por momentos fantasee con la idea de no llevar a Luciano al colegio y quedarnos arropados en la cama los 3 toda la mañana, pero mi lado juicioso no me lo permitió, así que me levanté, fui directo a la cocina a pasar café, a preparar la lonchera y a prepararme para empezar otro día entre calzoncillos y juegos bruscos.

Anoche me acosté pensando en cómo cambió mi vida cuando nació Luciano y luego cómo volvió a cambiar cuando nació Valentino y mientras los veía ahí a los 2 dormirse entre mis brazos, (tratando de omitir mi torcedura y entender cómo podía tenerlos a los 2 casi trepados encima de mí, arrimando un pie de mi cuello y una pierna de mi estómago) me dije a mi misma lo afortunada que soy de tener dos hombres. Si bien es cierto, cuando me enteré que mi segundo hijo no sería mujer la idea me afectó los primeros días, pues debo admitir que me había entusiasmado al pensar cómo sería vivir con una niña en casa, pero luego, más pronto que tarde empecé a disfrutarlo al máximo y casi quería asesinar a quien me decía “ohhhh qué pena, 2 hombres, (con cara de pésame) seguro la tercera es mujercita, vas a buscar una no?" a lo que tratando de ser cortés respondía, dibujando una gran sonrisa:  vamos a ver, pero hoy he amanecido más convencida que nunca, que si tengo un tercer hijo quiero que sea hombre también (ya tendré tiempo para las nietas, o mis nueras podrán ser las hijas que nunca tuve #OKNO)

La cuestión es que por favor DEJEN DE DECIR QUE ES UNA PENA TENER DOS HOMBRES, (3 contando a papá) porque no tienen ni idea de lo que es. Soy mamá de dos hombres y con mucho orgullo. ¡Es una aventura constante! Nunca para, es como estar en una montaña rusa todo el tiempo ¡Qué fascinantes son los hombres! Su mundo es increíble, parece sencillo a nuestros ojos, pero son asombrosos, son el complemento perfecto a mis hormonas revueltas, la calma de mi tempestad (no, mejor al revés ¡ellos son la tempestad de mi calma! jajaja) y aquí les cuento algunas cosas que he aprendido al ser mamá de dos hombres por si ustedes están en las mismas o si van a tener a su segundo bebé hombre y vienen escuchando los lamentos de la gente, así se animan y disfrutan las ventajas de ser mamá de dos hombres y ven que no hay nada de qué lamentarse.

Me han enseñado dinosaurios que no sabía que existían, he aprendido a diferenciar los bichos, de los insectos e incluso he tocado algunos con una sonrisa enorme para que vean que no hacen nada y les pierdan el miedo, no, está bien, la verdad es que yo salgo corriendo cuando ellos tocan los bichos y me sonríen como compadeciéndose de mi y diciéndome que no hacen nada (#lascosascomoson!). Si les cuento cuantas islas piratas he recorrido y a cuántos piratas barbanegras hemos enfrentado, me quedo corta, he ganado muchas batallas, pero otras he sido derrotada por el gran Lu, un pirata verde bien amable pero que tiene un gordito bravucón que lo defiende de las sirenas que los quieren atrapar.

Deben saber que los carros los vuelven locos, (y confieso que ahora me parecen entretenidos!)  y que aprenderán de ellos como la tabla del 1, yo ya sé diferenciar un BMW de un Mercedes, una suzuki de una subaru y todos los modelos de jeep, me sé el tamaño de los aros de las llantas y que no es lo mismo un motor de 6 cilindros que uno de 8, se dónde va el refrigerante, donde el aceite y hasta me enteré que cosa es un pistón. Una moto no tiene nada que ver con una cuatrimoto o una todoterreno y por favor una grúa no es igual ¡jamás! a una retroexcavadora o a un tractor. El otro día le dije a Lu bien contenta mientras nos íbamos de viaje, mira amor, un tractor, como los que tienes de juguete en tu cuarto: ¡no mamá! Es una retroexcavadora, ¿no ves? :/ ¡uy si amor! Perdón, tienes razón, cómo no me di cuenta, mientras trataba de que me trague la tierra. Lo tienen en las venas, ¡lo juro!

Prepárate para conocer a todos los superhéroes y cuanto poder tengan, pero nunca los subestimes porque pueden ayudarte a que coman su comida, se vistan o vayan a bañarse, ellos están coludidos con mamá y comparten su misma misión mua ja ja pero debes asegurarte de conocerlos a todos, buenos y malos, así ganarás la batalla jajajaja

La aventura está en su ADN, he pisado más hospitales en 5 años que en 27 antes de ellos. Me dan pequeños infartos diarios cuando se trepan a los árboles, a las sillas o se tiran de la resbaladera de espaldas, de cabeza o intentan hacerlo parados y ¿por qué tienen que subir por la resbaladera y no usar las escaleras? me pregunto todos los días... :/ labio roto, cabeza rota, brazo moretoneado, pierna rasguñada y se que aún me esperan brazos rotos, yeso, sustos y más sustos.

De la ropa pierde cuidado. ¡Se visten en 5 minutos!, sólo necesitan polo, short y pantalón, y si les digo que escojan algo bonito para ponerse me traen el mismo polo y el mismo pantalón que se pusieron la semana pasada como si fuera ¡de estreno! y nunca lo hubieran usado. Eso también lo tienen en las venas, ¡definitivamente! Cero complicaciones desde siempre, no importa si van con las mismas zapatillas a todos lados, es más, ¡les encanta! no necesitan zapatos de todos los colores, ni casacas que combinen con la blusa o el polo, ni vestidos de bobos que vayan con las vinchas. Son lo máximo y ni qué decir de los peinados, hasta con la mano nomás.

Y es mentira que no tengan su lado femenino, también lo tienen y me encanta. Luciano se sabe todos los nombres de las ponys de my Little pony, le gusta jugar a la cocinita y a la tiendecita del supermercado, ve frozen conmigo y le gusta blancanieves y cenicienta. Se mata de risa cuando se tira un pedo y deja en evidencia con mucha gracia a quien se lo tira cuando está con él, no tiene reparos en pedir caca a viva voz en el lugar que esté y se rasca el poto con mucha frescura en cualquier momento, mientras te va contando sin reparos (y entiéndase a viva voz!) que le pica el poto, claro su papá y yo nos escondemos detrás de todas las vitrinas jurando que no lo conocemos jajaja…. 

Así,  lleno de hombres, calzoncillos, pipis, guerras, dinosaurios y pedos es mi mundo. Así, sin complicaciones, aventureros y despreocupados son mis hombres y así, mi vida rosada encontró su complemento perfecto. Así, mi mundo es completo y siento que no me falta nada, ni nadie. Soy la dueña, la princesa, la reina, la heroína, la sirena y la única pirata, soy todo para ellos y ellos son todo para mí.  Sorry amor grande, sorry esposo mío, para ti, sólo estaré yo, por los siglos de los siglos. (con risa macabra!), pero si algún día nos llega una niña, aprenderé a combinar tutús con calzoncillos, a dibujar más mariposas en el bosque de dragones, a tratar de vestirla con estilo y ya les pediré muchos consejos, por que de moda no sé nada, debe tener un sinfín de emociones también, no me malinterpreten, debe ser hermoso ser mamá de 1 o dos mujeres, pero por lo pronto, entre machos, machos alfa vivo y con ellos sueño yo, sintiéndome la mujer más feliz del mundo.

Y de ustedes, ¿cómo pinta su mundo? ¡cuéntenme! =)

Un beso,
¡Las quiero!

Image and video hosting by TinyPic