¿Cómo elegir el mejor pañal?

miércoles, 31 de mayo de 2017



Una de las cosas más importantes cuando nace nuestro bebé, es el pañal, ya que los acompañará por los primeros 2 o 3 años y estará en contacto directo con su piel. De él dependerá que no se irrite, esté cómodo, que duerma bien, que no se moje en las noches y que pueda estar feliz, y aun así muchas veces no nos tomamos la tarea de elegirlo bien. Elegimos de todo para ellos, incluso antes de que nazcan, el cuarto, los juguetes, la ropa y hasta el colegio creo jajaja pero el pañal lo dejamos para el final, porque pensamos que es algo tan simple como ir a la tienda y comprar el que esté en oferta, pero eso está alejado de la realidad..

A la hora de elegir un pañal debemos tomar en cuenta muchos aspectos para asegurarnos que es el mejor. 

  • Suavidad al tacto. La piel de los bebés es sumamente delicada y el pañal toma la función de protector. Roza su piel todo el día, por lo que es necesario que sea suave para evitar irritaciones, heridas o pañalitis que llegan a ser muy dolorosas para el bebé y que muchas veces deben ser tratadas por un médico. Fíjate en la parte central del pañal, pero no te olvides también de las piernas.
  • Ajuste al cuerpo. Todos los bebés son distintos, no sólo en tipos de piel, sino también en tamaño y contextura y es muy importante que el pañal se ajuste a su cuerpo, a sus propias características, porque eso le va a dar comodidad y libertad de movimiento.
  • Bandas elásticas. Puede que el pañal se ajuste perfecto al cuerpo, pero que las bandas elásticas no sean tan buenas, entonces de nada sirve, porque al aflojarse, no sólo el bebé va a estar incómodo, sino que es muy probable que la pila y la caquita se salgan y el bebé termine mojado o sucio.
  • Absorción. Sabemos que esta es una de las cualidades más importantes, porque todo el mundo nos lo dice, pero a veces no sabemos exactamente por qué (al menos eso me pasaba a mí), hasta que entendí que es porque mientras más seco está el bebé, menos expuesta está su piel a la humedad - y ácidos - de la pila y por ende, ésta no se lastima.
  • Talla adecuada. Elije la talla que le corresponde a tu bebé, todos los pañales son diferentes para cada etapa, no sólo varían en tamaño sino también en características, ya que éstas últimas se amoldan a los nuevos requerimientos de los bebés dentro de su crecimiento. Busca la talla correcta para tu hijo porque de eso va a depender mucho del buen desempeño de los pañales.


Por eso, yo uso Pampers Premium Care con Valentino porque tiene TODAS estas características juntas. Como ya les he contado en otro post, Valen duerme toda la noche con un pañal y despierta sequito y durante el día corretea como loco por todos lados, explora de aquí para allá y se mueve sin ningún problema y yo estoy tranquila porque sé que le estoy dando lo mejor, ¡estoy cuidando su piel! Además, también estoy cuidando mi bolsillo porque al cambiarlo menos veces, uso menos pañales y eso me permite ahorrar. Así que cuando me preguntan qué pañales recomiendo, yo digo PAMPERS a ojos cerrados.

Comodidad, tranquilidad, seguridad ... ¡Amor!

Un beso, 
¡Los quiero!

Image and video hosting by TinyPic



Post patrocinado por P&G.