¿Cómo elegir el mejor pañal?

miércoles, 31 de mayo de 2017



Una de las cosas más importantes cuando nace nuestro bebé, es el pañal, ya que los acompañará por los primeros 2 o 3 años y estará en contacto directo con su piel. De él dependerá que no se irrite, esté cómodo, que duerma bien, que no se moje en las noches y que pueda estar feliz, y aun así muchas veces no nos tomamos la tarea de elegirlo bien. Elegimos de todo para ellos, incluso antes de que nazcan, el cuarto, los juguetes, la ropa y hasta el colegio creo jajaja pero el pañal lo dejamos para el final, porque pensamos que es algo tan simple como ir a la tienda y comprar el que esté en oferta, pero eso está alejado de la realidad..

A la hora de elegir un pañal debemos tomar en cuenta muchos aspectos para asegurarnos que es el mejor. 

  • Suavidad al tacto. La piel de los bebés es sumamente delicada y el pañal toma la función de protector. Roza su piel todo el día, por lo que es necesario que sea suave para evitar irritaciones, heridas o pañalitis que llegan a ser muy dolorosas para el bebé y que muchas veces deben ser tratadas por un médico. Fíjate en la parte central del pañal, pero no te olvides también de las piernas.
  • Ajuste al cuerpo. Todos los bebés son distintos, no sólo en tipos de piel, sino también en tamaño y contextura y es muy importante que el pañal se ajuste a su cuerpo, a sus propias características, porque eso le va a dar comodidad y libertad de movimiento.
  • Bandas elásticas. Puede que el pañal se ajuste perfecto al cuerpo, pero que las bandas elásticas no sean tan buenas, entonces de nada sirve, porque al aflojarse, no sólo el bebé va a estar incómodo, sino que es muy probable que la pila y la caquita se salgan y el bebé termine mojado o sucio.
  • Absorción. Sabemos que esta es una de las cualidades más importantes, porque todo el mundo nos lo dice, pero a veces no sabemos exactamente por qué (al menos eso me pasaba a mí), hasta que entendí que es porque mientras más seco está el bebé, menos expuesta está su piel a la humedad - y ácidos - de la pila y por ende, ésta no se lastima.
  • Talla adecuada. Elije la talla que le corresponde a tu bebé, todos los pañales son diferentes para cada etapa, no sólo varían en tamaño sino también en características, ya que éstas últimas se amoldan a los nuevos requerimientos de los bebés dentro de su crecimiento. Busca la talla correcta para tu hijo porque de eso va a depender mucho del buen desempeño de los pañales.


Por eso, yo uso Pampers Premium Care con Valentino porque tiene TODAS estas características juntas. Como ya les he contado en otro post, Valen duerme toda la noche con un pañal y despierta sequito y durante el día corretea como loco por todos lados, explora de aquí para allá y se mueve sin ningún problema y yo estoy tranquila porque sé que le estoy dando lo mejor, ¡estoy cuidando su piel! Además, también estoy cuidando mi bolsillo porque al cambiarlo menos veces, uso menos pañales y eso me permite ahorrar. Así que cuando me preguntan qué pañales recomiendo, yo digo PAMPERS a ojos cerrados.

Comodidad, tranquilidad, seguridad ... ¡Amor!

Un beso, 
¡Los quiero!

Image and video hosting by TinyPic



Post patrocinado por P&G. 

¡Leche de colores!

lunes, 29 de mayo de 2017


Ahora que hace un poco de frío y nos quedamos en casa, los experimentos son la solución, así que estoy abriendo una nueva columna en el blog a la que llamareeeemos "Artividades en Casa" y donde podrán encontrar de todo para pasarla bien con los peques sin salir! ;) 

La primera entrada es esta que hicimos hoy, que es muy divertida y que además les permite a los peques aprender un poco de los colores y de ciencia, lo mejor de todo es que podemos hacerla con cosas que ya tenemos en casa y por ende no gastaremos nada.

Necesitamos:
  • Leche (Yo usé dos tipos, fresca y evaporada)
  • Colorantes de colores (Los que tengas, nosotros usamos 3: verde, celeste y rojo)
  • Jabón de lavar platos.
  • Platos, hisopos y un mandil.


El nivel de dificultad de esta AyMamáArtividad es: MINIMO

¿Qué tenemos que hacer?

1.- Vaciar la leche en un plato hondo, luego agregar un par de gotas de cada colorante. 


2.- Mojar un hisopo con el jabón de lavar y dar pequeños toques en las gotas de colores, veremos cómo el color se expande en la leche. 



3.- ¡Jugar, observar y repetir cuantas veces se quiera!  (Se vale soplar también!)




 ¿Qué es lo que sucede?

Podemos observar cómo al caer las gotas de colorante en la leche no se expanden, sino se quedan quietas donde están - contenidas por la grasa de la leche - pero cuando entra en contacto el jabón provoca una explosión de color, provoca que el color se libere y pinte toda la leche formando figuras y líneas de colores hermosas.

Mi hijo hizo el experimento ¡varias veces! primero con los tres colores juntos, luego sólo con dos e incluso sólo con 1, probamos con diferentes cantidades de leche y también con dos tipos de leche distintas para que, se pueda observar las reacciones en ambas. En la leche evaporada, al ser más densa, se formaron más explosiones de color, mientras que en la leche fresca, al ser más suave, se formaron menos y más rápido se fundió todo en un sólo color. Al final, Luciano terminó soplando la leche, poniéndole más color, incluso se animó a meter sus dedos con jabón para ver si se formaban más figuras... 




¡Prueben hacerlo en casa y diviértanse mucho! 
Si les gustó ¡COMPARTAN! :)

Un beso, 
¡Las quiero!


Image and video hosting by TinyPic

¡Tips para limpiar nuestra refri!

martes, 9 de mayo de 2017



Qué barbaridad tenía pendiente hacerles este post hace un buen tiempo ya, ¡lo siento! Me he demorado más de la cuenta, pero antes de compartirles algo me gusta hacerlo primero yo, así puedo recomendarles algo con total seguridad y sé un poco más del tema para poder conversar, lo cual a veces hace que me demore más, pero aquí está y les juro que vale la pena.

Indurama nos invitó a un taller buenazo de refrigeración, donde nos compartió unos tips y datos que yo no sabía y me parecieron súper interesantes, como por ejemplo ¡limpiar la refrigeradora! Estoy segura que ustedes, al igual que yo, creen que limpian la refri 2 o 3 veces por semana y si la abren a primera vista parece estar limpia, pero no es así, la refrigeradora necesita, como todos los electrodomésticos, de una limpieza profunda aproximadamente 2 veces al mes. Para eso Indurama nos enseñó cómo hacerlo en sólo 5 pasos.
  1. Desenchufar la refri.
  2. Retirar los alimentos.
  3. (En este punto, yo le agregué retirar las divisiones y las cajonerías para lavarlas también)
  4. Limpiar con la solución preparada* y con un paño amarillo.
  5. Secar y dejar reposar de 30 a 40 minutos (con la refri apagada y vacía)
  6. Colocar todo nuevamente. (de preferencia hacerlo según la fecha de vencimiento) 

¿Qué usamos para limpiarla?

Hay dos preparados caseros que nos recomendaron, yo usé el primero porque tenía en casa bicarbonato de sodio y porque además me habían comentado que es bueno para neutralizar olores también, pero depende de ustedes, ambos funcionan muy bien 
  • Disolver 2 cucharaditas de bicarbonato de sodio en 1 litro de agua tibia.
  • Mezclar 1 parte de vinagre de manzana con ¾ partes de agua tibia.

* Tip: Esta misma solución se puede usar para limpiar el microondas ;)

Si vieran las cosas que encontré debajo de las cajonerías de la refri (que según yo estaban limpias!) ¡habían bichitos! L restos de sarsas de las comidas o jugo, incluso yogurt en las puertas! Ahora la refri está impecable, no tiene olor, y además aproveche y clasifiqué las comidas según correspondían, porque en el taller nos comentaron (¡no sabía!) que cada lugar de la refri está destinada a algún tipo de alimento en específico, no por un tema de espacio, sino básicamente por la distribución del frío. La temperatura no es la misma arriba, que en el centro o abajo y tampoco es igual a la que está en la puerta, abajo les cuento un poco más.

Antes: Lo de abajo son bichos =O


Solución de agua tibia con bicarbonato


Después: ¡Completamente limpia!


Distribución de la temperatura:

La legumbrera que es la parte más caliente del refrigerador, sólo deben ir las las frutas, verduras y hortalizas, aisladas de otros alimentos, (por eso casi siempre son en cajonerías) y antes de guardarlas ahí debemos de asegurarnos de lavarlas bien (por más que en la etiqueta diga que ya están lavadas).

En las bandas de arriba y del medio podemos colocar los alimentos que ya estén preparados (abajo les voy a comentar un poco más sobre cómo guardarlos), postres, entre otros.

En la puerta deben ir las botellas de yogurt, cajas de leche, salsas, jugos, agua y lo que usamos para el desayuno como la mantequilla, los jamones, el hot doy y otros.

La cajita del medio yo la usaba para poner la mantequilla, el jamón y las cosas que usamos para el desayuno. Sin embargo es para poner las cosas que descongelamos, por ejemplo, la noche anterior pasamos el pollo de la congeladora a la cajita y al día siguiente ya está listo para ser utilizado y no originó ninguna contaminación cruzada* con algún alimento que esté listo para comer, yo lo descongelaba el mismo día, pero la manera correcta de hacerlo es esta, siguiendo un proceso para que no se estropee.



Contaminación cruzada ¿Qué es y cómo podemos evitarla? 

Es la propagación de sustancias nocivas como bacterias y microbios que viven en ciertos alimentos y que pueden ser perjudiciales para nuestra salud. Y la podemos evitar al separar bien los alimentos.

Por ejemplo; El pollo, la carne, el pavo entre otros, deben estar bien envueltos y separados entre sí, en el congelador, ya que las carnes al estar crudas (y ser un ser vivo) entran en estado de descomposición natural y si lo dejamos mezclarse con los alimentos frescos o cocidos (frutas, verduras, guisos) genera una contaminación dañina para nuestra salud, por eso es muy importante mantenerlos separados.

Las comidas preparadas también tienen que estar guardadas por separado de las que están frescas, de preferencia en táper (o en platos/bows cubiertos con papel film) y ojo, una vez que ya estén frías (¡nunca caliente!) porque hace que el motor de la refrigeradora trabaje doble o incluso hasta triple, al forzarlo reduce su tiempo de vida y además disminuye su funcionamiento normal y podría perjudicar a los otros alimentos. De igual forma las frutas y verduras se recomienda que sean  guardadas en bolsas ziploc para refrigeración (podemos comprar las que venden en el supermercado especiales para eso o en todo caso a las normales les hacemos unos agujeros)

Otra manera de evitarlo es usando diferentes tablas de picar, ya que por más que las lavemos igual no llegamos a eliminar todas las bacterias, por lo que es recomendable tener una tabla de picar exclusiva para frutas, otra para verduras y otra para carnes.

Imagen tomada de Pinterest

Imagen tomada de Pinterest

Finalmente, otra cosa que no sabía es que hay ciertos alimentos que no deben de guardarse en la refri, como el café, la miel, el pan (salvo que sea el especial para congelar, el normal se descompone con los días y aunque parezca que está bien, está contaminando lo demás) la piña, el tomate se puede guardar en la legumbrera y con bolsa, el ajo no, porque pierde sus propiedades y además impregna olor, este puede guardarse molido en un pomito de vidrio con tapa.

Ah me estaba olvidando de algo que me pareció importante, a veces por ahorrar espacio o porque se vea linda la cocina ponemos la refri al lado de la cocina o el microondas encima de la refri o cerca. ¡Cuidado! Eso no debe ser así, porque son electrodomésticos de funciones totalmente opuestas, unos dan calor y otro da frio lo que quiere decir que su motor está diseñado exclusivamente para eso y el estar junto a otra fuente de temperatura llega a saturarse, en el caso de la refri podría ocasionar un sobre calentamiento de la misma y dañar por completo su vida útil.

Espero que les sirvan todos estos datos y si tienen alguna consulta, por favor comenten y yo se la paso a los expertos de Indurama para que nos la respondan ;)

Si quieren ver sobre cómo congelar alimentos, hace unos meses escribí sobre eso, pueden verlo haciendo click aquí.

En el siguiente post les cuento sobre nuestro taller con Giacomo Boccio y les paso todas las recetas que nos enseñaron para preparar pavita e incluirla en nuestro menú semanal. ;) ¡Estén atentos!  

 Un beso, 
¡Los quiero!

Image and video hosting by TinyPic

Cuidados del Recién Nacido

miércoles, 3 de mayo de 2017

Luciano a horas de haber nacido

Aún recuerdo el momento en que llegué con mi primer hijo a casa. No tenía ni idea de lo que debía hacer, estaba completamente perdida. Me daba miedo todo, el no saber qué hacer o qué no hacer me asustaba, no entendía sus llantos, le daba leche y a los minutos volvía a llorar, lo cambiaba y al poco tiempo empezaba a llorar de nuevo, lo paseaba, lo ponía en la cuna, lo levantaba y el seguía llorando, de pronto venía mi mamá, lo cargaba y al minuto estaba durmiendo plácidamente jajaja lo cual hacía que yo me sintiera más mala aún, porque no lograba calmarlo yo misma. Todo era tan nuevo y desconocido para mí, más mi afán de querer controlarlo todo, hacía que me angustiara aún más. Me hubiera gustado saber algunas cosas para estar un poco más tranquila. Ese fue uno de los principales motivos por los que abrí este blog, por eso empecé a escribir, para poder compartir lo poco - o mucho - que sabía con otras mamás y así acompañarnos, saber que no estamos solas. La llegada de un bebé nos cambia la vida por completo y si sabemos de algunas cosillas, como estas que les voy a contar, que son normales en todos los bebés, podremos estar menos nerviosas y disfrutar mejor el momento.

¡La hora de dormir!
No te asustes si durante los primeros meses no hay día ni noche, es normal que el bebé duerma todo el día, (o casi todo, 18 hrs aprox.), así será los primeros dos meses más o menos. Luego poco a poco, conforme va creciendo, empieza a estar más despierto durante el día y a dormir unos minutos más durante la noche. Es recién a partir de los 6 meses que los bebés están en condiciones de dormir por más tiempo en la noche, pero ojo, no es una constante, depende mucho del bebé y de los hábitos que tengamos con él para que lo consiga. Por ejemplo, un baño de tina (la ducha lo despierta más), música suave, o el que más me gusta a mí (hasta ahorita) que es contarles un cuento antes de dormir en vez de ver tele, el sonido de nuestra voz les da seguridad (así al principio no entiendan nada del cuento). El sólo sonido de nuestra voz los calma y ayuda a que duerman más rápido y mejor.

La mejor manera en que duerma un bebé es boca arriba. Yo pensaba era boca abajo, hasta que le pregunté al pediatra y me dijo que no, que contrario a lo que muchos piensan, la asfixia o la muerte súbita en bebés, se produce cuando éstos duermen boca abajo, por lo que no es recomendable que duerman en esa posición hasta pasado el año (salvo que sea bajo supervisión nuestra, como en nuestro pecho o a nuestro costado).

¡La hora de comer!
Los bebés durante los primeros meses toman leche a demanda, lo que significa que no tienen horarios, es por eso que tampoco duermen toda la noche, no porque no nos quieran dejar dormir (que a veces parece ser su intención principal jajaja), sino porque tienen hambre y es justo durante la noche que asimilan mejor la leche (no me pregunten por qué!) y coincide con ser la hora en que nosotras, generamos mayor (y mejor) cantidad de leche materna. A los 6 meses que ya empiezan a comer alimentos complementarios, bajan las tomas de leche y se les va regulando la digestión.

Si le vas a dar de lactar, debes de saber que no es nada fácil, al principio puede ser doloroso, agotador, puede que quieras tirar la toalla, pero tranquila, es sólo al principio, en lo que ambos se conocen, se adaptan y aprenden. Insiste, no te des por vencida, verás luego, que es una de las experiencias más hermosas.  Si al final, deciden por darle otra leche por a o b razones, consulta con tu pediatra cuál será la mejor para tu hijo, porque cada niño es completamente diferente y al comienzo incluso, tendrás que darle gaseovet para que pueda expulsar los gases y no le genere cólicos.

¡La hora del baño!
Era la hora que más miedo me daba, con mis dos hijos, por eso no los  bañaba yo hasta que cumplieron un mes. Me daba cosita, más cuando están todavía con el cordón umbilical. Este último debe caerse entre el 9no y 12vo día aprox. y requiere de cuidados especiales. Por ejemplo, hasta que no se caiga no lo puedes bañar con agua, sólo puedes hacerlo con algodón, porque el cordón no debe mojarse, ni siquiera con la pichi y evita que el pañal lo roce mucho porque podría atracarse a la hora de algún cambio y salirse con fuerza, generando algún tipo de herida. Utiliza los pañales que tengan un recorte a la altura del cordón, así lo mantiene seco y expuesto al aire, lo cual hace que se caiga más rápido naturalmente. Los Pampers RN son excelentes para los primeros días y vienen con este recorte!

Una vez que el cordón se caiga, ya puedes bañarlo con regularidad. Recuerda que el bebé no necesita un baño exhaustivo de jabón y shampoo, porque aún no se ensucian. Es más que nada un momento de conexión con ellos y de refrescarlos. Establece una rutina y trata de bañarlos a la misma hora, eso hará que ellos esperen su baño y vayan armando su propio horario.

¡La hora del cambio!
Cambiar los pañales es una actividad tan importante como alimentar al bebé, aunque en ocasiones puede ser desafiante (debería estar considerado como un deporte de aventura jajaja) además va muy ligado con todos los puntos anteriores. Es como si nosotros tratáramos, por ejemplo, de dormir en pleno verano con una pijama polar, algo así, sudamos, nos mojamos, nos pica y todo eso hace que no durmamos bien, nos irritemos y pongamos de mal humor, ¿verdad?. Lo mismo pasa con los bebés, ellos necesitan - y merecen – estar tranquilos y cómodos para poder dormir, jugar y ser felices, por eso la importancia de elegir un buen pañal.

Yo uso Pampers por un montón de razones, entre ellas, porque tiene una cubierta suave de algodón que ayuda a proteger la piel de mi hijo. Se ajusta a su cuerpo y a sus movimientos gracias a sus cintas elásticas, lo que le da flexibilidad y libertad para moverse tranquilo. Tiene además, una loción protectora que ayuda a cuidar su piel y principalmente, porque son súper absorbentes. ¡Un pañal Pampers absorbe mejor que 2 pañales regulares! Eso me permite usar en el día menos pañales y sólo 1 en toda la noche.  Es la ventaja de usar un buen pañal, que no sólo me garantiza que mi hijo está cómodo, seco y fresco por más tiempo, sino que, incluso, también me permite ahorrar.

Me podría quedar horas hablando de los primeros días de los bebés, porque me parece que están llenos de anécdotas, experiencias y cosas que contar, compartir y aprender, pero ya me explayé mucho, así que prometo seguir contándoles más en otro post.

¿A ustedes cómo les fue con sus bebés en los primeros días en casa? 

Un beso,
¡Los quiero!

Image and video hosting by TinyPic

Pd: Les recomiendo la página de Pampers, que está buenísima, van a encontrar información muy útil y completa sobre el desarrollo de los bebés.

Post Patrocinado por P&G

¡Soy mamá de dos hombres!

martes, 2 de mayo de 2017




Foto: Mirella León Fotografía


Hoy me he levantado con mucha más energía que de costumbre, he saltado de la cama casi casi de madrugada, cuando todo estaba oscuro y el frío de afuera me pedía casi a gritos que me quedara metida en la cama, tapada hasta el cuello, disfrutando de lo maravilloso que es despertar en medio de dos cuerpecitos (digo 2 porque mi esposo está de viaje) y por momentos fantasee con la idea de no llevar a Luciano al colegio y quedarnos arropados en la cama los 3 toda la mañana, pero mi lado juicioso no me lo permitió, así que me levanté, fui directo a la cocina a pasar café, a preparar la lonchera y a prepararme para empezar otro día entre calzoncillos y juegos bruscos.

Anoche me acosté pensando en cómo cambió mi vida cuando nació Luciano y luego cómo volvió a cambiar cuando nació Valentino y mientras los veía ahí a los 2 dormirse entre mis brazos, (tratando de omitir mi torcedura y entender cómo podía tenerlos a los 2 casi trepados encima de mí, arrimando un pie de mi cuello y una pierna de mi estómago) me dije a mi misma lo afortunada que soy de tener dos hombres. Si bien es cierto, cuando me enteré que mi segundo hijo no sería mujer la idea me afectó los primeros días, pues debo admitir que me había entusiasmado al pensar cómo sería vivir con una niña en casa, pero luego, más pronto que tarde empecé a disfrutarlo al máximo y casi quería asesinar a quien me decía “ohhhh qué pena, 2 hombres, (con cara de pésame) seguro la tercera es mujercita, vas a buscar una no?" a lo que tratando de ser cortés respondía, dibujando una gran sonrisa:  vamos a ver, pero hoy he amanecido más convencida que nunca, que si tengo un tercer hijo quiero que sea hombre también (ya tendré tiempo para las nietas, o mis nueras podrán ser las hijas que nunca tuve #OKNO)

La cuestión es que por favor DEJEN DE DECIR QUE ES UNA PENA TENER DOS HOMBRES, (3 contando a papá) porque no tienen ni idea de lo que es. Soy mamá de dos hombres y con mucho orgullo. ¡Es una aventura constante! Nunca para, es como estar en una montaña rusa todo el tiempo ¡Qué fascinantes son los hombres! Su mundo es increíble, parece sencillo a nuestros ojos, pero son asombrosos, son el complemento perfecto a mis hormonas revueltas, la calma de mi tempestad (no, mejor al revés ¡ellos son la tempestad de mi calma! jajaja) y aquí les cuento algunas cosas que he aprendido al ser mamá de dos hombres por si ustedes están en las mismas o si van a tener a su segundo bebé hombre y vienen escuchando los lamentos de la gente, así se animan y disfrutan las ventajas de ser mamá de dos hombres y ven que no hay nada de qué lamentarse.

Me han enseñado dinosaurios que no sabía que existían, he aprendido a diferenciar los bichos, de los insectos e incluso he tocado algunos con una sonrisa enorme para que vean que no hacen nada y les pierdan el miedo, no, está bien, la verdad es que yo salgo corriendo cuando ellos tocan los bichos y me sonríen como compadeciéndose de mi y diciéndome que no hacen nada (#lascosascomoson!). Si les cuento cuantas islas piratas he recorrido y a cuántos piratas barbanegras hemos enfrentado, me quedo corta, he ganado muchas batallas, pero otras he sido derrotada por el gran Lu, un pirata verde bien amable pero que tiene un gordito bravucón que lo defiende de las sirenas que los quieren atrapar.

Deben saber que los carros los vuelven locos, (y confieso que ahora me parecen entretenidos!)  y que aprenderán de ellos como la tabla del 1, yo ya sé diferenciar un BMW de un Mercedes, una suzuki de una subaru y todos los modelos de jeep, me sé el tamaño de los aros de las llantas y que no es lo mismo un motor de 6 cilindros que uno de 8, se dónde va el refrigerante, donde el aceite y hasta me enteré que cosa es un pistón. Una moto no tiene nada que ver con una cuatrimoto o una todoterreno y por favor una grúa no es igual ¡jamás! a una retroexcavadora o a un tractor. El otro día le dije a Lu bien contenta mientras nos íbamos de viaje, mira amor, un tractor, como los que tienes de juguete en tu cuarto: ¡no mamá! Es una retroexcavadora, ¿no ves? :/ ¡uy si amor! Perdón, tienes razón, cómo no me di cuenta, mientras trataba de que me trague la tierra. Lo tienen en las venas, ¡lo juro!

Prepárate para conocer a todos los superhéroes y cuanto poder tengan, pero nunca los subestimes porque pueden ayudarte a que coman su comida, se vistan o vayan a bañarse, ellos están coludidos con mamá y comparten su misma misión mua ja ja pero debes asegurarte de conocerlos a todos, buenos y malos, así ganarás la batalla jajajaja

La aventura está en su ADN, he pisado más hospitales en 5 años que en 27 antes de ellos. Me dan pequeños infartos diarios cuando se trepan a los árboles, a las sillas o se tiran de la resbaladera de espaldas, de cabeza o intentan hacerlo parados y ¿por qué tienen que subir por la resbaladera y no usar las escaleras? me pregunto todos los días... :/ labio roto, cabeza rota, brazo moretoneado, pierna rasguñada y se que aún me esperan brazos rotos, yeso, sustos y más sustos.

De la ropa pierde cuidado. ¡Se visten en 5 minutos!, sólo necesitan polo, short y pantalón, y si les digo que escojan algo bonito para ponerse me traen el mismo polo y el mismo pantalón que se pusieron la semana pasada como si fuera ¡de estreno! y nunca lo hubieran usado. Eso también lo tienen en las venas, ¡definitivamente! Cero complicaciones desde siempre, no importa si van con las mismas zapatillas a todos lados, es más, ¡les encanta! no necesitan zapatos de todos los colores, ni casacas que combinen con la blusa o el polo, ni vestidos de bobos que vayan con las vinchas. Son lo máximo y ni qué decir de los peinados, hasta con la mano nomás.

Y es mentira que no tengan su lado femenino, también lo tienen y me encanta. Luciano se sabe todos los nombres de las ponys de my Little pony, le gusta jugar a la cocinita y a la tiendecita del supermercado, ve frozen conmigo y le gusta blancanieves y cenicienta. Se mata de risa cuando se tira un pedo y deja en evidencia con mucha gracia a quien se lo tira cuando está con él, no tiene reparos en pedir caca a viva voz en el lugar que esté y se rasca el poto con mucha frescura en cualquier momento, mientras te va contando sin reparos (y entiéndase a viva voz!) que le pica el poto, claro su papá y yo nos escondemos detrás de todas las vitrinas jurando que no lo conocemos jajaja…. 

Así,  lleno de hombres, calzoncillos, pipis, guerras, dinosaurios y pedos es mi mundo. Así, sin complicaciones, aventureros y despreocupados son mis hombres y así, mi vida rosada encontró su complemento perfecto. Así, mi mundo es completo y siento que no me falta nada, ni nadie. Soy la dueña, la princesa, la reina, la heroína, la sirena y la única pirata, soy todo para ellos y ellos son todo para mí.  Sorry amor grande, sorry esposo mío, para ti, sólo estaré yo, por los siglos de los siglos. (con risa macabra!), pero si algún día nos llega una niña, aprenderé a combinar tutús con calzoncillos, a dibujar más mariposas en el bosque de dragones, a tratar de vestirla con estilo y ya les pediré muchos consejos, por que de moda no sé nada, debe tener un sinfín de emociones también, no me malinterpreten, debe ser hermoso ser mamá de 1 o dos mujeres, pero por lo pronto, entre machos, machos alfa vivo y con ellos sueño yo, sintiéndome la mujer más feliz del mundo.

Y de ustedes, ¿cómo pinta su mundo? ¡cuéntenme! =)

Un beso,
¡Las quiero!

Image and video hosting by TinyPic