Punta Sal, bitácora de un viaje familiar!

jueves, 9 de febrero de 2017




¡Qué lindo es nuestro país! por Dios. A veces estamos pensando en las hermosas playas que vemos por fotos en otro lugar del mundo y no conocemos / vamos / disfrutamos de las que tenemos aquí, que son realmente ¡UNA BELLEZA!

Como saben, hace algunos días estuvimos de vacaciones por el norte, uno de mis lugares favoritos para descansar, pasar tiempo en familia y comer rico. Hace algo de 10 años vamos religiosamente en las vacaciones a Piura porque mi esposo es de allá, pero siempre hay algo nuevo por conocer. Esta vez nos fuimos a Punta Sal, pero antes de contarles sobre la playa, les quiero dar mis favoritos de este viaje EN Piura,

RASPADILLAS DE VALE, Las mejores que he comido ¡en mi vida!, nunca se quedan sin jugo, tiene el toque de azúcar perfecto, ni muy empalagosas, ni muy diet y son súper refrescantes.  Además, Vale es un mate de risa, muy amigable, atento y servicial y te hará pasar un momento entretenido. Así que si están en Piura NO dejen de darse una vuelta y saborear una raspadilla con TODOS los sabores!




CAFÉ ZELADA, Si estás buscando un lugar donde desayunar, ¡este es! Si eres amante del café (como yo) ¡este es!, Si buscan un buen sanguchón ¡este es!  Tantos años en Piura y nunca había ido. Desayunamos ahí el día que nos íbamos a la playa y todo estuvo perfecto (excepto por el calor que hacía!), me pedí un sándwich de asado y si les digo que estuvo buenazo, me quedo corta, los demás pidieron de chicharrón y se veía de dioses. El café espectacular, en su punto, además te lo sirven de la manera clásica (jarrita de café, jarrita de agua) para que cada uno se lo prepare a su gusto. ¡Súper recomendado!



CEVICHERÍA DON PEDRITO, Sólo les diré que es EL MEJOR CEVICHE que he comido en MI vida. Inicialmente era un ceviche de carretilla, pero ahora ya tiene su local, aunque lo bueno es que NO ha perdido la esencia y ese toque sabroso y criollón de las carretillas. Un MUST!

Podría pasarme todo el post escribiendo sobre Piura, me encanta, pero ya tendré oportunidad de hacerlo ;)  ahora ¡vamos a la playa! La idea inicial era ir a Máncora, pero cuando llegamos y vimos todo el loquerío que hay,  el comercio, la bulla, la juerga, decidimos ir un poquito más allá y así llegamos a Punta Sal, que está como a 10 o 15 minutos en carro.

Desde que entramos supimos que era el lugar perfecto, ideal para pasar unos días en familia, relajarnos, bañarnos rico, jugar, tomarnos un trago y que a la hora de dormir nos arrulle el sonido del mar.  El cielo es impresionante, como si estuviera pintado de un color celeste casi turquesa, con un sol que sale antes del cantar de los gallos y que te tienta con quedarte ahí y nunca más regresar. El mar es riquísimo, tranquilo como una piscina, puedes entrar sin ninguna preocupación, no jala, no tiene piedras, ni animales que te puedan lastimar, la temperatura del agua es bastante cálida, pero refrescante. Los chicos pueden jugar en la arena, hacer castillos, enterrarse y todo lo que quieran. No se pierdan el Sunset, nunca vi uno tan hermoso, los colores se han quedado grabados en mi cabeza, parecían de pintura y los niños corriendo por el mar a esa hora, hacen que el paisaje sea mucho más bello aún.








Si ven al panadero NO DEJEN QUE SE VAYA sin que prueben las empanadas de aire, son típicas del norte y no saben lo ricas que pueden ser.



¿Dónde quedarte?

Lugares para hospedarse hay muchos y para todos los bolsillos, desde casas de alquiler (algunas por día, otras por semana), hostales/pensiones hasta hoteles de 5 estrellas. Nosotros nos quedamos en El Bucanero, un hotel pequeño, cómodo, pero sobre todo cálido. Uno de esos lugares a los que prometes regresar pronto, de todas maneras, la gente es súper amable. Es MUY Kids Friendly, te hacen sentir muy bien. Mi sobrino llegó con una inflamación en los brazos por tanta picadura de mosquitos y en el hotel hicieron lo imposible porque se sienta mejor, incluso hasta llamaron a un doctor para que lo vea y le recete algo, también ayudaron a que la pedida de mano de mi hermano a su novia sea mucho mejor de lo que esperaba. La calidez de la gente es impresionante, muy comprometidos con el servicio y con hacer que las personas tengan una grata experiencia. 100% recomendado. Tiene una piscina que está abierta hasta la hora que tú quieras, (literalmente), los niños no salían de ahí hasta las 10 de la noche mínimo. Incluye el desayuno (los panes son riquísimos), tiene restaurante (el ceviche es muy bueno, el chaufa es bien taipá, el lomo saltado no tanto y la limonada, que sea frozen!). Cada plato varía entre los 25 y 35 soles. En la noche, al costado del hotel (en la tiendecita) venden unas hamburguesas buenazas, lo malo es que no está frente al mar, pero tampoco muy lejos, basta con cruzar la calle y el pasaje para llegar a la arena.
Nota: También te permiten el ingreso de mascotas, nosotros fuimos con un perrito y no tuvieron ningún reparo en que entre.



A una cuadra del Hotel apróx hay dos tiendas, donde venden DE TODO a precios muy buenos (la del hotel es un poco cara y no tiene mucha variedad) y si quieres y no tienes paltas, (comer todos los días en el hotel es todo un presupuesto) hay varios restaurantes de menús de todos los precios. Nosotros almorzamos el tercer o cuarto día en uno de ellos (no recuerdo el nombre) y nos costó 10 soles el menú por persona, pero vaya qué menú, ¡BUENAZO!.  Date una vuelta y prueba! ;)

¿Qué hacer?

El  lugar es tan bello, que se presta para todo, desde una caminata matutina, hasta nocturna. La zona es hiper tranquila y la vista es envidiable. Pero también hay otras actividades que se pueden programar como salir a pasear en bote por el mar, el paseo más corto dura 40 minutos y cuesta 15 soles por persona. Hay paseos más largos de 2 horas, pero a mi me pareció el tiempo perfecto porque estábamos con niños y se pueden impacientar / marear si dura más. El paseo es lindo, y debe serlo aún más en época de avistamiento de ballenas, que se da entre junio y noviembre, donde me han dicho, que se les ve claramente y muy cerca, es todo un espectáculo natural.

 




También en el mismo balneario hay deportes acuáticos que se pueden hacer como es el Banano, yo moría de ganas de hacerlo, pero nadie me quiso acompañar, así que si tienes suerte y logras convencer a tus acompañantes ¡NO TE LO PIERDAS! Se veía súper chévere y lleno de adrenalina, ya que por la velocidad a la que va, se puede voltear en cualquier momento. Prohibido para cardíacos y no recomendado para niños.

Del otro lado (cerca al hotel Decameron) dicen que está el señor que hace paseos a caballo. Yo le había ofrecido a Luciano ir a pasear a caballo por la orilla del mar, pero cuando llegamos me enteré que los habían cambiado de lugar porque ensuciaban mucho la playa =( así que nos quedamos con las ganas, pero si te da el tiempo y te provoca, puedes ir.

En la arena (de noche)  hay zonas de la playa donde se puede hacer fogata, incluso en el Minimarket que hay en el balneario, te venden todo lo que necesitas para hacerla, desde leña, mechero, encendedor, marshmellows, palitos de anticucho para ponerlos, hot dog, pan, ¡todo! J a los niños les encantará la idea y como la playa es tan tranquila, solo se escucha el sonido del mar, perfecto para conversar, contar historias o chistes, cantar o bailar y reírse un rato.





En los órganos, a 30 minutos de Punta Sal, aproximadamente, (hay carros que te llevan desde ahí), está la caleta de pescadores más bella que he visto, EL ÑURO, la vista es hermosa, un mar completamente azul brillante, que a la hora de mezclarse con el cielo crea un espectáculo para los ojos. Además, no es una caleta cualquiera, es el hábitat natural de TORTUGAS MARINAS GIGANTES ¡un lujo verlas! Y no sólo eso, también puedes bañarte con ellas. Lo paja es que como es mar abierto, las tortugas no están prisioneras, van y vienen cuando quieren, pero como les dan comida, regresan siempre. Son hermosas, imponentes e impresionantes. Nadar con ellas es toda una aventura, al principio me dio miedo cuando entre al mar y tuve cerca a la primera tortuga, no sé por qué, pero me asusté jajaja aunque se me pasó rápido y lo disfruté. Luciano también lo disfrutó un montón, medio escéptico los primeros minutos pero cuando veía una se reía y la saludaba, es una de las cosas que más recuerda del viaje. El ingreso cuesta 6 soles por adulto, niños menores de 11 años no pagan y adentro se tiene que pagar 2 soles más por el chaleco salvavidas (obligatorio). Si no llevas cámara acuática no te preocupes, ahí hay personas que se ofrecen a tomarte fotos y salen muy bonitas, así tu sólo te encargas de vivir al máximo la experiencia.






¿Cómo llegar?

Hasta Punta Sal desde Lima, se puede ir en avión ya sea a Piura, Talara o Tumbes y desde ahí agarrar una minivan, en bus o en carro particular. (Si vas en este último, puedes leer AQUÍ el post que escribí con la ruta, dónde parar, qué comer y otros tips/recomendaciones útiles por si vas con niños)



A tomar en cuenta

La temperatura va entre los 20 y los 40° dependiendo la estación, aunque hay sol TODO el año. En verano (como ahorita) puedes encontrar lluvias o precipitaciones. Es MUY importante que no te olvides de llevar REPELENTE, la cantidad de mosquitos (asesinos según yo) es impresionante, sino te proteges te comen vivo y más aún a los niños, y BLOQUEADOR, al estar más cerca del Ecuador el sol es bastante fuerte, tienes que llevar un BUEN bloqueador y aplicarlo 30 minutos antes de salir, después del agua y cada, mínimo, 2 horas. La ropa que puedes llevar es básicamente de verano, fresca y ligera, pero nunca está de más, una casaquita o un cortaviento para las noches o por si te provoca salir tempranito a dar un paseo / correr con la compañía del mar.  Ah! Me olvidaba, en la playa te alquilan el toldo por todo el día y sillas por si no tienen. Está prohibido comer en la playa, salvo que sea un snack o tomar algo.

¡Espero que se animen a ir pronto y que la pasen increíble! <3 Disfruten de las maravillas de nuestro País, tenemos unas playas hermosas a tan sólo un paso, hagamos que los niños las conozcan, las disfruten y las cuiden siempre, ¡vale totalmente la pena! :)

Si les gustó, compartan, así más familias se animan a ir y todos conocen las maravillas de nuestro Perú!

Un beso,
¡Los quiero!

Image and video hosting by TinyPic

PD: Si van me cuentan y me mandan fotos, muchas fotos! ;)