¡Vamos a Punta Sal... manejando!

jueves, 26 de enero de 2017



¿Han viajado en carretera? ¡Es lo máximo!, A mi esposo y a mí nos encanta, cada vez que podemos hacerlo, no lo pensamos mucho y nos vamos en auto, hemos hecho tramos cortos, tramos largos, Selva, Costa, Sierra y hasta cruzado la frontera. Antes manejaba el sólo (y confieso que yo era la peor copilota del mundo, me dormía todo el camino!)  Pero ahora yo lo ayudo (y el se duerme jajaja) y de hecho que entre los dos es mucho mejor.  Solían decirme, esperen que tengan hijos y ya no van a poder viajar en carro, es otra logística. Y si pues, es diferente, pero ¡es más alucinante aún! Claro que cambian un montón las cosas, por ejemplo, ahora no nos podemos tirar de largo todo el viaje como antes, sino que tenemos que hacerlo partido, para que sea más cómodo y entretenido para los niños, pero el viaje en sí es alucinante, te permite ir a tus tiempos, parar donde quieras, estirar las piernas, conocer otros lugares, comer donde te provoque o simplemente bajar a  tomarte fotos en alguna parte del camino que te gustó.

Este viaje salió de la nada, no teníamos pensado ir aún, pero mi hermano le iba a pedir la mano a su novia en la playa, iban con mi mamá y mi sobrino, luego se animó mi hermana y sus hijos, por lo que casi toda mi familia iba a ir, prometía ser un bonito viaje para todos así que nos animamos también y enrumbamos. Hasta Punta Sal, son alrededor de 1,183 kms y técnicamente 17 horas de camino, pero nosotros lo hicimos en 3 días, sin prisa.

Aquí les voy a contar todo para que ahora se animen ustedes y vayan a conquistar el Perú, que para suerte nuestra es un destino hermoso por donde lo veamos... ¿están listos? ¡Qué empiece la aventura! :)



El trayecto es largo, así que asegúrate los días previos de revisar tu auto, y antes de partir fíjate que tenga el tanque de gasolina lleno, mide el agua, aceite, presión de llantas, parece un punto obvio, pero a veces nos olvidamos de hacerlo y ¡se nos acaba la gasolina! (¡nos pasó en este viaje!) Si bien es cierto en la carretera hay bastantes grifos, también hay tramos largos donde no ves ni uno en kilómetros.

¿Cómo ir? ¡Por la panamericana Norte! puedes poner Google Maps si no conoces muy bien, pero en realidad es muy sencillo y poco probable que te pierdas porque es ir casi en línea recta. La carretera está muy, ¡MUY! buena, hay autopista casi todo el camino, salvo algunos tramos que todavía tienen pista de doble sentido, pero todo está totalmente asfaltado. 

Nosotros salimos a las 4 de la mañana, me parece que es una buena hora así nos evitamos todo el tráfico de la salida de Lima y llegamos a desayunar tipo a las 5:30am para aprovechar el día. Acuérdense de llevar plata en efectivo, los peajes para el norte son ¡un montón! y van desde los S/. 7.40 el más barato, hasta los S/. 12.40 el más caro y son alrededor de 12 hasta Piura. (2 más para llegar a Punta Sal).  

Una de las cosas que más me gustan de manejar para el norte es que el paisaje es hermoso, durante el camino se ven kilómetros de mar azul, (unas playas más hermosas que otras)  enormes campos verdes con vacas y caballos, maizales, pero también algunas partes en las que el desierto te da un sueño que sumado al sol, es casi imposible de aguantar, así que pon buena música, baila en tu asiento sin roche, conversen entre todos y disfruten el viaje.





Ay! Verdad, ¡ten cuidado con la velocidad! Sobre todo a la hora de entrar a los pueblos, ya que hay mucho control y aunque te parezca que estás yendo despacio, puede ser que la carretera disimule un poco. Ojo con eso, además en Trujillo ponen un montón de foto papeletas por exceso de velocidad. Algo para tener en cuenta también son las dobles líneas amarillas que te indican que no puedes adelantar, puede que tengas un camión adelante tuyo que te aburra y quieras pasarlo, pero mejor espera a que las 2 líneas desaparezcan, uno por precaución, por algo es que están ahí (si viajas con niños debes tener el triple de precaución) y dos porque hay camionetas de policías estratégicamente ubicadas por todo el camino y eso es falta grave, a nadie le gusta empezar el viaje con una papeleta ;)

Para ir al baño aprovechen los grifos que hay en el camino (o las estaciones de peaje) generalmente están limpios, pero no tienen papel higiénico así que siempre carga uno a la mano para que no pasen apuros. Ahí también aprovecha para estirar los pies, lavarte la cara, las manos y comprar un poco de agua / snack para continuar el camino.

¿Paradas? ¡Un montón! Cuando se viaja con niños es necesario parar en el camino, así se les hace menos pesado y lo disfrutan más. Nuestra primera parada fue para desayunar a las 5:30am, un punto casi obligatorio para nosotros era El Grifo El Pino que está en la entrada a Chancay pero esta vez tengo que admitir que no estuvo muy bueno, se demoraron un montón en traernos el pedido, la atención estuvo pésima, les dijeron a los niños que no caminaran adentro porque estaban limpiando (¿?) así que tuvimos que comer afuera a pesar de todos los zancudos que habían, pero tuvo su encanto porque vimos el amanecer y escuchamos a los gallos cantar ;) 

Listos para continuar después del desayuno! :)

Después paramos en el grifo que está en la entrada de Casma a poner gasolina, comer helados y refrescarnos un rato antes de seguir el camino, también podrían ir a la plaza y comer una raspadilla. Luego como a la 1pm llegamos a Chimbote, entramos al Tottus que está por la carretera, por la segunda tanda de agua, gaseosas, piqueos para el camino, sacar plata del banco y de paso estirar las piernas e ir al baño.

¡Ya refrescados! :)


Nuevamente en ruta, estábamos pensando donde almorzar, Trujillo estaba muy cerca, pero preferimos conocer Guadalupe y parar a comer ahí,  habíamos escuchado que los sándwiches de pavo más ricos de todo el Perú, son de ahí y no es mentira, son deliciosos, superaron de lejos todas mis expectativas. Lo único malo es que son muy chiquitos para mi gusto, se me quedaban en la punta de la lengua, pero de que son riquísimos, ¡lo son!. Aquí tengan en cuenta que sólo venden sándwiches y tal vez a los niños no les gusten mucho, si es así, en la misma plaza venden pollo a la brasa o chifa. Recuerden también que a los niños cuando viajan se les va el apetito y es mejor no forzarlos a comer. 



Salimos de Guadalupe a las 7:30pm más o menos y llegamos a Chiclayo a las 9pm, íbamos a pasar la noche ahí, pero como los niños estaban entusiasmados con la playa, mejor decidimos ir a Pimentel y pasar el día siguiente ahí para que los chicos disfruten con más calma. Esas son las maravillas de viajar en auto, que puedes ir modificando todo en el camino. Llegamos a las 9:30pm buscamos un hotel (los del hotel nos ofrecieron un depa por una noche frente al mar ¡un golazo!), nos instalamos y salimos a pasear todos por el malecón en la noche. Al otro día, partimos de Pimentel casi a las 5 de la tarde, después de habernos comido el ceviche más rico (preparado por mi hermano con pescados fresquitos del muelle de Pimentel) y llegamos a Piura como a las 8 de la noche. Dormimos ahí y recién al día siguiente, después del desayuno, salimos rumbo a Punta Sal.

Vista desde mi ventana del depa en Pimentel
Paseo matutino por la playa (6 am)

Cevichito

De camino paramos en Marcavelica, que está pasando el puente Sullana, hay toda una zona donde venden agua de coco heladita, se llaman pipas, ¡tienen que parar a tomar una de todas maneras! Les va a recargar las baterías y rehidratarlos en solo unos minutos. Además a los niños les encanta la experiencia de tomar directamente desde la fruta, incluso para mi fue toda una experiencia, al principio no me gustaba, pero esta última vez que la probé, me pareció buenaza.



Entre Talara y Los Órganos (El Ñuro) hay un camino que tiene algo de 33 curvas, (son un montón, cuéntelas entre todos y se van a entretener un rato más) con una vista privilegiada de toda la bahía, estaciónense al costado de la carretera y bajen a tomarse fotos, se van a llenar de energía.





De ahí a Punta Sal serán sólo 30 minutos más, nosotros llegamos ya por la tarde, recién a buscar hotel, tuvimos suerte de conseguir uno muy lindo, totalmente kids friendly (y también pet friendly porque viajamos con un perrito como habrán visto y lo recibieron encantados). 





Finalmente, al regreso paramos a almorzar en Pacasmayo ¡qué hermoso lugar! perfecto para quedarse a pasar la tarde/noche ahí ya sea de ida o de vuelta (¡e ideal para irse de vacaciones también!). Es muy importante que si van con niños no traten de hacer el viaje de corrido ya que le va a restar el encanto y se van a fastidiar / aburrir todos. Hagan el viaje mínimo en 2 tramos, el primero puede ser hasta Trujillo o Pacasmayo, así llegan de día y los chicos pueden disfrutar de la playita y a la mañana siguiente enrumban otra vez, ya más tranquilos (y descansados) después del desayuno.

Aquí al regreso en el malecón de Pacasmayo


TIPS
  • Escoge buena música. No le dejes la tarea a la radio, porque hay partes del camino donde NO hay señal y sin música no la haces ni de broma. Guarda también música de niños para que ellos también se sientan parte del viaje, nosotros llevamos los discos de de Miss Rosi y Luciano viajó feliz escuchándola, es su fan #1, así cuando estaba aburrido lo poníamos, cantábamos un poco a todo pulmón y se le pasaba el fastidio.
  • Vístete en capas. Esto funciona perfecto para cualquier lugar al que vayas, así si te da calor, te quitas una prenda y si te da frío te la pones, así de simple.  En el caso de ahorita,  nuestro destino es el norte, entonces recuerda que ¡hay un sol buenazo! Casi casi solo necesitas salir de Lima y ahí está, ponte ropa cómoda, fresca, que te permita moverte, acomodarte, sentirte libre y ¡haz lo mismo con los niños! Ponles un short, un polo y una casaquita si quieres para salir de la ciudad y luego se la quitas en el camino.
  • Equipaje. SEPARA todo. Yo siempre coloco en la maletera lo que NO voy a necesitar hasta llegar a la playa (o a donde vaya) y luego como equipaje de mano, pongo lo que voy a usar en el camino, así no tengo que estar abriendo a cada rato la maleta. Mi equipaje de mano, ahora que voy con 2 niños, se distribuye en 3 bolsos:
  • 1 con las cosas de Valentino, como pañales, pañitos húmedos, crema para escaldadura, cambiador portátil (¡básico para el camino!) 2 mudas completas de ropa, juguetes de mano, biberón con agua, galletas para bebés, sombrero o gorro y mantita (just in case).
  • 2 con las cosas de Luciano y mías, ahora que está más grande compartimos maletín, pongo 2 mudas completas de ropa para el (un par de calzoncillos extra) gorro y  juguetes. Para mi, pongo mi billetera / monedero, lentes de sol y gorro o sombrero, aquí coloco los bloqueadores de los 4 para tenerlos todos en un sólo lugar.
  • 3 MEDICINA. Antes mandaba ese neceser en la maleta de atrás, pero después me di cuenta que era muy importante que también estuviera en el asiento con nosotros, así que ahora la pongo en la cabina, a mi costado. ¿Qué poner? Alcohol en gel, alcohol líquido, curitas, gasas, aceptil rojo, agua oxigenada, gravol para niños (y adultos) y dependiendo del viaje a donde vamos pongo lo más específico. Algo básico también son los antihistamínicos para proteger a los peques de cualquier alergia, panadol o paracetamol en jarabe, los sprays nasales como el Rinokids,  y la medicina que le den a sus hijos y que ya sepan que pueden necesitar y por favor NO SE OLVIDEN del Repelente, súper importante en este viaje y para la habitación lleven vape de todas maneras.
  • Papel Higiénico, pañitos húmedos y alcohol en gel, ténganlos en un neceser bien a la mano, porque hay baños en todo el camino que están limpios, pero ninguno tiene papel, tampoco cambiador de bebés, así que mi recomendación es llevar el cambiador portátil y cambiarlo en el carro, más limpio, más cómodo, más seguro y sobre todo, más tranquilo.
  • Lleva un DVD portátil pequeño para los niños, si tienes/puedes, porque hay bastantes partes del camino que no tienen señal y el celular, ipad o tabletas no funcionan. Nosotros lo llevamos con algunas de sus películas favoritas (y algunas que no haya visto también) eso lo mantiene entretenido durante la parte aburrida del camino.
Viajar en familia es increíble, hacerlo en carro, lo es aún más, es toda una experiencia que se queda grabada en el recuerdo de los chicos para siempre. Anímense y empiecen una nueva aventura que Piura y sus hermosas playas los esperan. Mientras tanto, les voy a preparar otro post para contarles todo sobre nuestras vacaciones, con lugares dónde comer / descansar y actividades para hacer ahí y por los alrededores.

Un beso,
¡Los quiero!

Image and video hosting by TinyPic

¡Todo sobre las vacunas!

lunes, 9 de enero de 2017



¡Las vacunas! Siempre me duelen a mi más que a mis hijos, cierro mis ojos con todas mis fuerzas como si el pinchón me lo fueran a dar a mí, mientras sostengo sus manos entre las mías y les repito (como para creérmelo yo también) que el dolor va a pasar pronto, que ellos son valientes y que yo estoy ahí para abrazarlos fuerte cuando pase y aunque sea un momento difícil para todos, es algo que, a mi parecer, tenemos que hacer de todas maneras, por su bien.

¿Qué son las vacunas y para qué sirven? 

Son un medio de protección que genera una barrera contra una enfermedad al proveer los anticuerpos que el organismo necesita para estar inmune y que sirve para prevenir enfermedades graves y potencialmente mortales.*

Las vacunas le enseñan al cuerpo cómo defenderse cuando microorganismos como virus o bacterias lo invaden. ¿Cómo? Al momento de vacunarnos ingresa al cuerpo una cantidad pequeña y segura de estos virus o bacterias, el sistema inmunológico los reconoce y graba en su memoria para luego, si estamos expuestos a ellos a lo largo de nuestra vida, saber cómo reaccionar frente a ellos y atacarlos, para evitar que se genere la enfermedad (infección) o minimizar su efecto.

Cuando nació Luciano yo no sabía mucho sobre las vacunas, (ok, en realidad tengo que dejar en claro que no sabía ¡nada!) ni cuáles tenía que ponerle, en qué momento, qué dosis, para qué eran, dónde las ponían, ¡estaba perdida!, así que por temas de practicidad se las puse todas de forma particular en el consultorio de su pediatra (¡lo cual me salió carísimo dicho sea de paso!) ya con Valentino investigué un poco más y no saben cuánto me ha ahorrado el estar informada.

Durante el primer año se ponen vacunas casi todos los meses y son:

Recién Nacido:               
Tuberculosis (BCG)
Antihepatitis (HvB)
Estas generalmente se las colocan en la clínica antes de salir, siempre y cuando se cumplan con ciertas variables, como peso y talla adecuadas.

2 meses:
Antipolio  (IPV)                                             1 era dosis  (Previene la polio)                            
Pentavalente  (DPaT + HIB + HvB)            1era dosis (Previene la Difteria, tos convulsiva, tétano, hepatitis b e influenza tipo b)  
Rotavirus                                                       1era dosis (Previene el virus que causa diarrea)

 3 meses:
Neumococo                                                       1era dosis  (Previene la meningitis y la neumonía neumocócica)                            

4 meses:
Antipolio                                                             2da dosis
Pentavalente                                                      2da dosis
Rotavirus                                                             2da dosis

5 meses:
Neumococo                                                        2da dosis

6 meses:
Antipolio                                                             3era dosis
Pentavalente                                                      3era dosis

7 meses:
Influenza                                                            1era dosis  (Previene la gripe)

8 meses:
Influenza                                                            2da dosis

12 meses:
Sarampión – Rubeola y Paperas (SPR) 
Neumococo                                                        3era dosis

15 meses:
Antiamarílica (Previene la fiebre amarilla)

Refuerzos:
18 meses: DPaT + Hib
 4 años: DaPT + SPR

Este es el esquema del Ministerio de Salud. Además, hay otras vacunas que también se aplican durante y después del año, como la Meningococo (1era dosis 9 meses), Varicela (1 año 1 mes) y Hepatitis A (1año 2 meses) pero esas varían según el cronograma de la clínica o del pediatra, el calendario del MINSA es el que está líneas arriba.

¿Dónde encontramos las vacunas? ¿Tienen costo?

En el Ministerio de Salud, Clínicas o Centros de Vacunación autorizados. Aquí tenemos dos opciones, las gratuitas o las privadas. Ambas opciones SON EXCELENTES, el laboratorio es el mismo (el MINSA provee y acepta todas las vacunas que ingresan al país, las cuales siguen un estricto control de calidad).

Las privadas se pueden colocar en todas las clínicas, en el consultorio particular del pediatra o en Centros de Vacunación y el costo varía según la vacuna. Un lugar que me parece buenazo aquí, es BIOVAC,  la atención es increíble, las chicas son muy buena onda, tienen mucho carisma y empatía con los niños. Además podemos llamarlos y van a la casa (con un pequeño recargo) así nos evitamos el trasladarnos con los peques, el tráfico y demás, súper práctico y sacan muy buenas ofertas continuamente.

Las gratuitas las encontramos en los Centros de Vacunación del MINSA, en el Hospital del Niño (fui hace poco más de un mes y me pareció súper, la atención muy buena, la cola avanza bastante rápido y las señoritas son muy amables y cariñosas) y algo que yo no sabía con mi primer hijo, es que las EPS también brindan las vacunas gratuitas durante el primer año en el Centro de Vacunación de la Clínica Javier Prado (bajo el esquema de vacunación del MINSA) sólo se tiene que llevar la cartilla de vacunación y el DNI del niño. Adicionalmente, el MINSA realiza campañas de vacunación en ciertas zonas de Lima, en la que los técnicos van de casa en casa vacunando a los pequeños. 

Algunos datos importantes a tener en cuenta sobre las vacunas:

  • No todas son pinchazos, algunas son bebibles.
  • No se pueden colocar cuando los bebés están enfermos.
  • Pueden provocar reacciones pasajeras después de ser administradas, como fiebre, dolor o malestar. Esto es algo normal, siempre y cuando los síntomas sean leves y desaparezcan pronto.
  • Días después puede aparecer un nódulo duro o presentarse enrojecimiento en la zona vacunada, este no requiere tratamiento y pasa pronto. Si persiste o el dolor es intenso, debe revisarlo un médico.

TIPS:

  • Es muy importante ser sinceros con los niños. Lo mejor es decirles desde pequeñitos que vamos a ir a vacunarlos, así pensemos que no nos entiendan, explicarles que es por su bien, para qué sirven,  por qué se las tenemos que poner y que al momento les va a doler, que van a sentir un pinchazo pero que pronto el dolor va a pasar. Porque si les decimos que no les va a doler, ellos van a confiar en nosotros y van a esperar que, efectivamente, no les duela y cuando eso no suceda van a dejar de confiar en nosotros, se van a sentir traicionados y luego será más difícil la siguiente vez. 
  • No darle teta al bebé inmediatamente después. Se debe esperar apróximadamente 20 minutos después de la vacuna, ya que podría vomitarla y esta no se puede volver a colocar una segunda vez.
  • Darle panadol o paracetamol llegando a casa después de la vacuna, así no presente síntomas, esto con la finalidad de evitar que se presente un cuadro de fiebre.
  • Hablarles durante la vacuna. Como dije al principio, a mi me da un dolor horrible la vacuna y se que a todas nos pasa igual, vemos sus pucheros y sentimos su dolor como si fuera nuestro, pero es importante que les hablemos, que les digamos que todo va a pasar pronto, que el dolor se va a ir, que nos aprieten fuerte la mano, repetirles cuan valientes son y que estamos con ellos. El sonido de nuestra voz les va a dar la seguridad y fortaleza que necesitan. 

Finalmente, ¡me estaba olvidando! Algo que me generaba cierta inquietud y confusión era la vacuna Hexavalente frente a la Pentavalente + Polio, pero hace poco estuve en un evento con el Dr. Pepe Recoba y aproveché para hacerle la consulta y el terminó de disipar mis dudas. Ambas opciones son totalmente buenas y válidas. La diferencia es que la Hexavalente previene de 6 enfermedades en una sola vacuna (Difteria, tos convulsiva, tétano, hepatitis b, poliomielitis e influenza tipo b) mientras que la Pentavalente + Polio es lo mismo pero en dos vacunas: La Pentavalente que previene de 5 enfermedades (Difteria, tos convulsiva, tétano, hepatitis b e influenza tipo b) + Polio que previene, como su nombre lo dice de la poliomielitis. 

Espero que este post les sirva y que lo compartan, para que así llegue a más mamis y todas estemos informadas. Si tienen alguna duda y/o comentario, me escriben, me encanta leerlas!

Un beso,
¡Las quiero!
Image and video hosting by TinyPic


* Estracto sacado de Medline Plus, pueden acceder a la información completa haciendo click aquí.
** Fuente imagen: Baby Center, pueden acceder a su página haciendo click aquí.

Gingivitis: ¿Qué es y cómo evitarla?

miércoles, 4 de enero de 2017




En esta oportunidad vamos a hablar sobre un tema muy importante para los adultos: La Gingivitis y ¿qué es exactamente? Es la inflamación de nuestras encías. Para comenzar, les comento que la gingivitis es producida por el acumulo de  placa endurecida en nuestros dientes, es decir, esta se forma de los residuos alimenticios que quedan en la boca y que se endurecen con el paso de los días por una mala higiene dental.  Esta placa dura, lo que hace es ocupar parte del espacio de la encía, la va presionando, empujando y va causando que ésta se irrite, se inflame y sangre. También es uno de los principales causantes de lo que es la halitosis dental, es decir, el mal olor de boca.

 ¿Cómo podemos saber si nosotros tenemos gingivitis? ¡Examinándote! Si al cepillarte sangran tus encías, has notado que están enrojecidas, hinchadas y tienes halitosis dental, debes recurrir a tu odontólogo para que te haga un examen y descartar cualquier posibilidad.

Ahora les voy a dar algunas recomendaciones para evitar que la gingivitis pase a una enfermedad mayor y se puedan perder piezas dentales:

  • Realizar un correcto cepillado tres veces al día (después de cada comida).
  • Utilizar hilo dental y enjuagatorio bucal aunque sea una vez al día (el hilo dental llega a lugares dentro de los dientes que el cepillo no llega, por lo cual complementa la limpieza)
  • Es importante cambiar el cepillo de dientes cada tres meses o antes si a éste se le abren las cerdas, para evitar que se lastimen las encías (así parezca que el cepillo aún está bueno o no está gastado, debe de cambiarse)
  • Acudir al odontólogo cada seis meses para que pueda realizar una limpieza dental en el periodo correcto.
  • Asimismo es aconsejable evitar el consumo de cigarrillos ya que éstos son muy irritantes para las encías.

Tengamos en cuenta que esta gingivitis también se puede presentar en niños, no es muy común porque los niños son muy pequeños para acumular comida y que esta se endurezca, pero sí se presentan algunos casos que se pueden prevenir manteniendo una adecuada higiene bucal (en niños menores de 6 años la higiene debe ser realizada por un adulto), disminuyendo la ingesta de dulces y acudiendo a una visita con el odontólogo cada seis meses para poder hacer los exámenes respectivos y la limpieza correspondiente.

Espero que esta información les sirva y si tienen alguna duda, por favor, comuníquense conmigo, que con mucho gusto absolveré todas sus inquietudes.

Con cariño,

Dra. Tatiana Schmiel
Cirujano Dentista
COP 21600
Especialidades Odontológicas Perú
981 494 628
Magister en Estomatología
Visítanos en: www.espeodontoperu.com
Síguenos en Facebook: Especialidades Odontológicas Perú.


¡Gracias Tatiana por tu valioso aporte al blog! 
¡Chicas! Anímense y si tienen alguna duda escríbanme a mi o a Tatiana con total confianza.

 
Un beso,¡Las quiero!

Image and video hosting by TinyPic