¡Love & Candy, una propuesta original, dulce y divertida!

miércoles, 29 de junio de 2016


Antes que naciera Valentino me puse a buscar que recuerdos podía dar en la clínica a las personas que vinieran a visitarnos, quería sorprenderlos y agradecerles por estar con nosotros en ese momento tan importante de nuestras vidas  y descubrí Love & Candy, una empresa que prepara Mini Candy Bars para eventos u obsequios y me enamoré de todas las cosas hermosas que hacen, así que no pude resistirme a ellos y pedí 2 de sus productos estrella.

"Welcome Baby", que es un Candy buffet 100% personalizado con el nombre del bebé y la temática que más les guste, en mi caso fue Piratas. Incluye 48 snacks, de los cuales 24 vienen en la bandeja y 24 de repuesto, lo cual es súper porque permite que siempre se vea linda y llena. ¡Fue un éxito rotundo!, a todas las personas que nos visitaron les encantó y no sólo lo pudimos lucir en la clínica, sino también en la casa, y una vez que se termina, la bandeja nos queda para utilizarla como decoración en el cuarto de los peques :)

Bandeja personalizada
¡Gracias por venir a conocerme!

Caja con snacks de repuesto

"Eat & Play",  que es un Candy Box que combina las cosas favoritas de los niños: dulces y juegos, en una cajita. ¡Luciano lo amó! Fue un detalle muy lindo porque el estaba aturdido con la llegada del nuevo bebé, ya que toda la atención generalmente es para el recién nacido y el recibir su cajita especial, lo llenó de alegría y le permitió disfrutar también de ese día, sintiéndose un hermano mayor muy importante.

Candy Box para Luciano.

Dulces y juegos



Love & Candy, cuida cada detalle para que todo salga perfecto, tienen varios productos, ideales para cualquier ocasión, como nacimientos, cumpleaños, sorpresas, obsequios o simplemente para decirle gracias o te quiero a alguien, en un día cualquiera y si no saben cómo hacer el diseño o qué temática elegir, las chicas pueden ayudarlas con toda amabilidad y créanme que son unas capas, todo les queda bello, aquí una muestra de lo que hacen:


Candy Bar - Spa

Candy Bar - Cumpleaños

Candy Box - Día del maestro

Candy Box - Sorpresas de Cumpleaños

Estoy segura que les va a encantar, es una alternativa súper original, dulce y divertida para sorprender a los que más queremos <3 

Pueden contactarlos en:
Facebook: loveandcandy.pe
Instagram: lovecandype
o a través de su mail: pedidosloveandcandy@gmail.com 


Un beso,
¡Los quiero!

Image and video hosting by TinyPic


¿Cómo elegir un buen pediatra?

lunes, 27 de junio de 2016




Cuando nació mi primer hijo no tenía ni idea de qué pediatra lo atendería, era primeriza y a decir verdad no sabía lo importante que es tener un médico de confianza, pensaba que doctor es doctor finalmente. Sin embargo, casi inmediatamente después de que nació, me di cuenta que no es así, sino que va mucho más allá de eso. El pediatra llega a ser una de las personas más importantes en nuestro nuevo mundo de la maternidad,  ya que le confiamos la vida de nuestro hijo, no es un simple resfriado o una fiebre, ¡es la vida de nuestro hijo! y por ende, no deberíamos tomarlo tan a la ligera.
Estuve dos meses con el pediatra que recibió a mi hijo en la clínica, antes de cambiar con el que me acompaña hasta el día de hoy, casi 4 años después y fue justo ese lapso de tiempo el que me hizo aprender un poco de lo que necesitamos tener en cuenta a la hora de elegir un buen pediatra y lo que yo busqué en el mío, que lo resumo en 6 puntos importantes:

1.-  QUE INSPIRE CONFIANZA: ¡Básico! Para mí es lo primero de la lista,  necesitas creer que lo que el/ella te dice es lo mejor para tu hijo, sin dudarlo, ya que eso hará la diferencia  cuando a las 2 de la mañana de un sábado te diga que pongas a tu hijo de x meses en la tina con agua “quitadita de caliente” para bajarle la fiebre que parece no querer irse con nada. La misma confianza que te da alguien que trata de calmar tu llanto y con voz cariñosa te dice “hey, tranquila, todo va a estar bien, si sigue igual, tráelo inmediatamente, sin importar la hora, que aquí te espero” Ese es el tipo de confianza que te tiene que dar un pediatra.

2.- DISPONIBILIDAD: ¡Todo el tiempo! Las enfermedades y/o emergencias no llaman por teléfono a avisarte que están en camino como en la propaganda de la farmacia, vienen de un momento a otro y es importante saber que el doctor de tu hijo ¡estará ahí cuando lo necesites! En cualquier momento. Los doctores que apagan el celular a partir de las 11 de la noche y lo prenden a las 6 de la mañana del día siguiente, los que no atienden los sábados y los domingos, ¡no son los indicados para tu hijo! (y menos para ti!).

Necesitas la tranquilidad de saber que bajo cualquier circunstancia, el podrá responderte las llamadas, los whatsapp o los mensajes sin sentirte avergonzada o corta de contactarlo, ya que el pediatra tiene que ser tu primera y única opción cuando tu hijo esté mal (o incluso cuando esté bien pero estés preocupada por algo)

3.- EMPATÍA y CARIÑO: Recuerda que es quien va a revisar a tu hijo TODOS los meses durante el primer año de vida y TODOS los años durante su niñez así como cada vez que se enferme, por lo que necesitas prestar atención al cariño y afecto que le demuestra, a cómo tu hijo se siente cuando está con él, cuánto tiempo le toma revisarlo y cómo lo hace, si juega con él o si simplemente “cumple con su trabajo” y lo hace mecánicamente, puesto que un doctor de niños, tiene que tener el carisma para atender niños.

El pediatra de mi hijo, es un doctor mayor, pero se toma la vida revisándolo, le conversa desde que tenía dos meses, le dice gordito cachetón, le hace cosquillas, le presta su estetoscopio y él mismo le infla su globo después de cada atención, le pone la vacuna sin que Luciano termine de darse cuenta que ya se la puso y es el único doctor al que Lu quiere ir cada vez que está enfermo, ¿Quién se ganó ese cariño? El mismo. 

4.- DIAGNÓSTICO claro, preciso y meticuloso: Un buen pediatra es quien te dice las cosas de frente, como son y sin maquillarte nada, quien no te dará un diagnóstico sin tener las pruebas suficientes, aquí no existe el “sin confirmar”. Además es quien tiene que absolver todas tus dudas e inquietudes, poniéndose en tu lugar y explicándote detalladamente cual es el procedimiento a seguir, porqué se está haciendo eso, qué es lo que puede pasar después, cuáles serán los síntomas y dejarte lo más tranquila posible.

Recuerdo que una vez estaba de viaje, Luciano se enfermó y tuve que llevarlo a un pediatra que no conocía, quien al revisarlo me dijo que tenía una enfermedad “mortal” que le da a los niños menores de 2 años y que viven, aproximadamente, sólo 6 meses más. Fueron las 12 horas más largas de mi vida, mientras regresaba a Lima y lo llevaba de frente al consultorio de su pediatra, quien después de 5 minutos de un exhaustivo control, me dijo que era un virus que les da a los niños en edad preescolar, tan común como un resfriado, nunca entendí cómo ese pediatra pudo decirme algo tan a la ligera sin ningún sustento.

5.- CONSULTORIO: La mayoría de veces los horarios de las citas no se cumplen con exactitud, ya sea porque el doctor tuvo una emergencia o porque se retrasó, pero casi siempre hay que esperar unos cuantos minutos, verifica que el consultorio sea “apto” para niños, ya que al ser un médico de niños, debería tener por lo menos juegos, muñecos, lápices para pintar o cuentos y hacer más entretenida la espera de SU paciente. No necesitas tener una revista para leer o un noticiero en el televisor ya que no es tu doctor sino el de tu hijo y lo importante es que él se sienta cómodo de esperarlo, eso hará que luego en el control, se muestre más tranquilo y colaborador.

6.- SEGURO MÉDICO: Asegúrate que el doctor que has elegido atiende a través de tu seguro médico, averigua en todas las clínicas que atiende o incluso, si tiene consultorio particular, ya que la mayoría de pólizas de seguro trabajan además por reembolso y si en caso, no lo tienes cubierto dentro de tus redes, tal vez lo puedas tener a través del reembolso y el costo es casi el mismo.

Ese es el check list que hice cuando decidí cambiar al primer doctor de Luciano, según lo que para mí es importante tener en cuenta. Mi recomendación final es que busquen un pediatra con quien se lleven bien, en quien confíen y a quien puedan llamar a cualquier hora y que los atienda siempre, con cariño y respeto.

Espero que les sirva y si tienen algo más que agregar, por fa háganlo, así hacemos esta lista entre todas, un poquito más rica. J

Un beso,
¡Los quiero! 

Image and video hosting by TinyPic

Pd: Post escrito para Mamás Blogueras Peruanas.

¡Tarde de pintura!

jueves, 9 de junio de 2016


Ya empezó el invierno y con el, los resfriados, mi Lu ya atrapó el primero de este año, lo cual hizo que nos quedáramos en casa y una de las cosas que más nos gusta hacer es pintar, pero esta vez quisimos probar algo diferente, como para variar un poco, así que busqué en Pinterest algunas ideas y las puse a prueba con el gordo, el resultado fue una tarde llena de color y diversión... Si están buscando algo que hacer en casa durante estas tardes friecitas, este post es para ustedes! :) 

1.- PINTURA CON GLOBOS

Es súper fácil, divertida y los niños se sorprenden un montón cuando los globos explotan y los colores se esparcen por el papel.


Necesitamos tempera, globos de agua, papel, una jeringa y muchas ganas de pasarla bien.

Primero disolvemos un poquito de pintura en agua, luego la vaciamos en los globos (ayudándonos con la jeringa) y los llenamos de aire. Una vez que ya están listos, los ponemos sobre el papel que queremos pintar y los reventamos con un palito de dientes, un lápiz o una aguja. 






Nota: Es importante ponerle a los niños lentes de sol o protectores para que la pintura no les salpique a los ojos y hacerlo en un lugar que no importe mucho que se ensucie, ya que es muy probable que la pintura brinque fuera del papel.

2.- PINTURA CON ROLLOS DE PAPEL HIGIÉNICO

Con esta técnica los chicos pueden experimentar creando formas, combinando colores, dejando volar su imaginación, al final tendrán una verdadera obra de arte.



Necesitamos 3 o 4 rollos de papel higiénico reciclados, tempera y papel.

Primero cortamos el rollo de papel como haciendo una flor, luego colocamos un poco de pintura disuelta en agua - para hacerla más ligera - en platitos y pasamos cada rollito por un color diferente. Nosotros usamos sólo 3 colores y luego mezclamos algunos para que de paso Luciano vea que combinando colores puede crear otros, como el naranja y el verde por ejemplo. 


3.- PINTURA CON CINTA

Es técnica es la más sencilla, pero no por eso la menos divertida. Luciano hasta le encontró otro uso, al final la transformó en una pista de carros.



Necesitamos cinta masking tape, pintura, papel y mucha imaginación.

Primero, ponemos la cinta en todo el papel, de la forma y orden que los chicos quieran, luego la cubrimos con la tempera - puede ser un color o varios - esperamos que se seque y luego se saca una por una. La parte donde estuvo la cinta queda libre de pintura formando las figuras que los chicos crearon.




Estas son sólo algunas de las técnicas que probamos ayer, también hicimos sellos con verduras y frutas (como papa, limón, naranja) pintamos con hojas de árboles, cañitas y hasta con un cepillo de dientes viejo... Pueden ver más ideas en mi tablero de Pinterest, haciendo click aquí.

Siempre es un buen día para crear, ¡manos a la obra! =)

Un beso, 
¡Los quiero!

Image and video hosting by TinyPic

Pd: CONTINUARÁ... :)

Budín de pan

viernes, 3 de junio de 2016




Desde que salí embarazada nuevamente, he entrado a la cocina a preparar postres sólo unas cuantas veces (bien contaditas), no me provocaba hacerlo, hasta que hace unos días, de la nada, me vino un antojo tremendo de budín de pan, uno de mis postres favoritos de niña  y que me trae hermosos recuerdos de mi abue, pero no quería ir a comprarlo, quería prepararlo yo, como lo hacía ella. Aunque dudé un montón, porque suponía que debía ser difícil. Así que, recién, después de pensarlo mucho, me animé a intentarlo, busqué en un libro de repostería antigua, de esos de las abuelitas, que ya las hojas están desgastadas y a las justas se puede leer bien (para mí los mejores, ¡de lejos!) y encontré 2 recetas de budín, como no sabía por cual decidirme las mezclé ¡y no saben lo rico que quedó! y, para sorpresa mía, ¡lo fácil que es!.. perfecto para hacerlo con los chicos en casa.

Sin más preámbulos... ¡Empecemos! =)

 ¿Qué necesitamos?

Para el budín
10 Panes aproximadamente (OJO: El ingrediente principal es el pan y debe ser pasado para que quede mucho más sabroso, si no tienen, en algunas panaderías lo venden también)
1 litro de leche. 
250 grs. de azúcar.
4 huevos.
1 cda de vainilla.
1 cda de ralladura de limón.
1 pizca de canela en polvo.
Opcional: Pasas.
Para el caramelo
1 taza de azúcar.

¡MANOS A LA OBRA!

Preparando el budín
Cortar el pan en trozos pequeños y mezclarlo con la mitad de la leche (que esté tibia) para que vaya remojando, si ven que aún está un poco seco, le agregan un poquito más de leche, hasta que se deshaga – pueden ayudarlo aplastándolo con las manos o con una espátula.



En un tazón aparte, mezclar la otra mitad de leche con el azúcar, la vainilla, la ralladura de limón, la canela y los huevos ligeramente batidos, luego incorporarlo al pan remojado y dejar reposar unos minutos. Verter sobre el molde previamente acaramelado** y llevar al horno en baño maría, a una temperatura de 180°, por una hora más o menos – dependiendo la potencia del horno y a esperar! :)




¿Cómo sabemos si ya está listo? Haciendo la prueba del palito, no tiene que salir muy seco, pero tampoco muuuy mojado, es mínimo. Yo al principio me asusté porque parecía estar crudo aún, pero luego me enteré que seca más conforme va enfriando. Una vez que ya está listo, lo apagamos, y lo sacamos del horno. ¡Es necesario dejarlo enfriar por lo menos 2 horas! (yo lo dejé de un día para el otro y fue lo mejor, porque los ingredientes terminan de integrarse)

¿Cómo lo desmoldamos? Sumergimos el molde en una bandeja con agua caliente para suavizar el caramelo, apartamos los bordes del molde con un cuchillo, colocamos un plato encima y lo volteamos, le damos un par de toquecitos al molde y listo! J



** Preparando el caramelo
En una ollita o algún recipiente resistente al calor, preparar el caramelo, agregando poco a poco el azúcar hasta que se derrita y tome un color dorado (debemos ir removiendo para evitar que se queme o endurezca). Vaciar el caramelo a la base del molde y dejar enfriar unos segundos.  (Si gustan pueden bañar todo el molde de caramelo, aunque para mi gusto queda demasiado dulce, pero depende de cada uno)




¡Es todo! Queda buenazo, es rápido, fácil, se puede enviar en la lonchera o comer en el lonchecito con una tacita de café ;) 
Espero que se animen a prepararlo por casa, ¡me cuentan! 

Un beso, 
¡Las quiero!

Image and video hosting by TinyPic

Pd: No se asusten si ven que el pan no se ha desintegrado por completo a la hora de ponerlo al horno, ya que termina de hacerlo mientras se cocina.

¿Qué son los sellantes de fosas y fisuras?

miércoles, 1 de junio de 2016



Esta vez hablaremos de otro sistema preventivo como son los sellantes de fosas y fisuras, que son materiales basados en resinas o en ionomeros de vidrio y que pueden variar en su color de blanquisino a transparente. Se utilizan, como bien lo dice su nombre, para sellar las fosas y las fisuras de las molares de nuestros pequeños. Esto nos ayuda a prevenir una acumulación de comida en estas áreas, ya que, como bien sabemos, la limpieza en nuestros pequeños no es al 100% y el cepillo, por lo general, no logra ingresar a estas áreas.

Les comento que estos sellantes se pueden colocar a partir de los 3 o 4 años de edad, que ya estén las molares en la boca y que nuestros niños ya colaboren, hasta los 12 años. Muchas veces estos sellantes también son usados para caries incipientes. Si bien es cierto y la literatura dice que está indicado en pacientes con alto riesgo de caries, yo recomiendo que se puede colocar en casi todos los pacientes en donde la superficie de las molares forman surcos muy profundos, ya que este es un sistema preventivo que no causa daño.

Para colocar estos sellantes no es necesario desgastar el tejido dentario, puesto que van sobre el tejido sano y su retención es por medio químico. Por lo general, se salen cada 3 a 6 meses, dependiendo mucho de la ingesta de los pequeños, es decir, de los hábitos alimenticios que pueden provocar que se desprendan antes.

Este es un elemento preventivo muy importante, pero no debemos olvidarnos que va de la mano con una oportuna evaluación odontológica (cada 6 meses) para contribuir a mejorar la salud bucal de nuestra familia. ¡Formemos buenos hábitos de salud en nuestros hijos desde pequeños!

Espero que esta información les sea de mucha utilidad, cualquier consulta que tengan, estoy para servirles.

Dra. Tatiana Schmiel
Cirujano Dentista
COP 21600
Especialidades Odontológicas Perú
981 494 628
Magister en Estomatología
Visítanos en: www.espeodontoperu.com
Síguenos en Facebook: Especialidades Odontológicas Perú.



¡Chicas! no se olviden que si tienen alguna consulta, o quieren que Tatiana hable sobre algún tema en particular, sólo tienen que escribirnos para que ella pueda absolver todas sus dudas.

Un beso,
¡Las quiero!

Image and video hosting by TinyPic

*Fuente imagen1: www.portalmed.net