Parto natural después de cesárea ¿se puede?

jueves, 21 de abril de 2016




¿Parto natural o cesárea? Este es un tema que ha estado rondando en mi cabeza los últimos meses. Mi primer parto fue cesárea y aunque no fue programada, ya que esperábamos un parto natural (pueden leer más aquí) se dio de esa manera y pensaba que esta vez tendría que ser igual, ya que mi antiguo ginecólogo me había dicho en reiteradas ocasiones que el siguiente parto tenía que ser cesárea. Sin embargo, cuando cambié a mi médico actual, lo primero que me dijo fue: ¡Si todo sigue bien tendremos un parto natural! ¿Qué? Fue mi reacción casi instantánea ¿estás seguro? ¿se puede? Su respuesta fue ¡SI!.

Pero yo tuve en mi primer embarazo placenta vieja y me habían dicho que lo más probable es que esta vez también la tuviera, le comenté.  El me miró y con toda la paciencia y amor del mundo (¡por eso me encanta este doctor!) me explicó que cada bebé crea su propia historia y que cada parto es borrón y cuenta nueva. La placenta se genera en el nuevo embarazo y no arrastra nada del anterior (a menos que sea producto de alguna enfermedad que tenga la madre) y que hasta donde él podía ver en ese momento, todo iba marchando bien, pero que eso se definiría más adelante, siempre y cuando yo estuviera de acuerdo.

Desde que me dijo eso, me puse a pensar y a investigar sobre las posibilidades de tener un parto vaginal después de una cesárea y les voy a ser muy sincera, me daba muchísimo miedo el que se pudiera abrir la herida, se rompiera o fracturara el útero o pudieran presentarse complicaciones, me asustaba un montón y más, cuando no todos los doctores lo recomiendan. Sin embargo, en cada consulta mi médico me tranquilizaba diciendo que todas las variables estaban a favor, que el útero no se rompe así no más y que como ya han pasado casi 4 años, el riesgo es mínimo. Tenía muchos sentimientos encontrados, por un lado, estaba el miedo a lo desconocido, a esa clase de dolor que no conoces y por el otro estaban las ganas de saber cómo era, de vivir una experiencia tan intensa como esa.

Ayer, que fue mi último control mensual, el doctor me explicó, con mas detalle, cuáles son las consideraciones a tomar en cuenta para un parto natural después de una cesárea:

  • El motivo de la cesárea anterior haya sido un tema fetal y no maternal.
  • Que hayan pasado mínimo 2 años, para que la herida esté bien cicatrizada y la piel se haya regenerado.
  • Sólo se haya tenido una cesárea previa.
  • La posición del bebé y el cuello uterino de la madre estén bien (la cabeza encajada, no puede estar de poto)
  • La pelvis no debe ser muy estrecha.
  • El bebé pese menos de 3800 kg y no esté enredado con el cordón en el cuello.
  • La placenta y el líquido amniótico deben estar en buenas condiciones. (Sin placenta previa, baja o vieja y el bebé tenga la cantidad adecuada de líquido)
  • El trabajo de parto debe ser máximo de 10 horas (desde que empieza).
  • Que la madre dilate sola, ya que no se puede inducir el parto bajo ninguna circunstancia.

Pero principalmente, es necesario que la madre quiera tener un parto natural y esté dispuesta a jugársela y a colaborar con el doctor en todo momento. Fue ahí recién que sentí como el miedo se iba desvaneciendo, aún no sé cómo será mi parto, ya que las circunstancias pueden cambiar a último minuto, pero estoy dispuesta a intentarlo. Ahora siento ilusión de poder tener a mi hijo en brazos apenas nace, el poder sostenerlo y darle de lactar inmediatamente, vivir algo así me llena de emoción. Y aunque estoy convencida que el dar a luz es un acto de amor y total entrega, ya sea por parto natural o por cesárea y que eso no define tu matenidad. Si creo que el saber que se puede, el estar informados que a pesar de haber tenido una cesárea se puede tener un parto natural es sumamente importante, por que nos da la libertad de elegir el parto que queremos, sin estar obligadas por uno o por otro, la decisión es de nosotras.

Encontré un post de Kristin de mamiscool, súper interesante, que quiero compartir con ustedes, donde cuenta su experiencia de parto natural después de una cesárea, eso me animó un montón, sobre todo teniendo en cuenta que su hija nació 2 años exactos después de su cesárea y que su parto, aunque no fue muy fácil, fue muy gratificante para ella. Leerla me tranquilizó, les dejo el link, aquí.

Aún me falta mes y medio, ya les contaré cómo nos fue esta vez, pero hasta hoy, vamos por el camino del parto natural y ojalá que pueda ser así.

Un beso,
¡Los quiero!

Image and video hosting by TinyPic