Tiempo para 2!

miércoles, 23 de septiembre de 2015



El sábado pasado cumplimos 6 años de matrimonio y mi esposo me sorprendió con un lindo detalle, algo que no me esperaba, una noche fuera de casa ¡los dos solos! y aunque al principio lo primero que pensé fue ¿y Luciano? luego supe que necesitábamos ese espacio los dos solos, que Luciano estaría bien cuidado y nosotros estaríamos a unos minutos de distancia así que, acepté la invitación.

Conforme pasaban las horas previas, tenía una mezcla de sentimientos... me hacía mucha ilusión salir con mi esposo, pero no podía dejar de pensar en que Luciano no puede dormir si no le cuento un cuento, que se levanta de vez en cuando en la noche a buscarme, que como ha estado enfermo está con una mamitis bárbara y se me hacía todo más difícil. Hablar con el y explicarle que iba a salir con papá y que el se quedaría con la chichí (mi mamá), que jugaría y la pasaría genial, que podía llamarme al celular cuando quisiera y que mañana volvíamos, me hizo sentir más tranquila, pero aún sentía nervios (¡y eso que sólo era un día!) me despedí miles de veces y traté de dejar todo lo más organizado posible. Cuando llegamos al hotel lo llamé y bastó que hablara con él y escuchara su voz tan feliz, para relajarme y saber que todo estaba bien.

Esa tarde pudimos hacer cosas que hace mucho tiempo no hacíamos y que aunque parezcan simples, son importantes, como almorzar y cenar, sin interrupciones, conversar de todo un poco, ver tele (por lo menos algo que no fueran dibujos!) tomar un café, reencontrarnos.  No digo que no lo hagamos en el día a día o que no disfrutemos de estar todos juntos (nada más lejos de la realidad) pero las conversaciones son diferentes, pendientes de si el bebé comió, jugó, durmió o que se yo, la concentración es distinta y mientras estábamos ahí, los dos, comprendí cuán importante es para la relación ¡dedicarle tiempo a solas!, siento que algo en nosotros se fortaleció, que volvimos a conectarnos como pareja, a darnos la atención que sin querer se va perdiendo con la llegada de un bebé.

Sin darnos cuenta, la relación cambia cuando nos convertimos en padres, empezamos a vernos como la mamá y el papá de, a rodearnos de juguetes, de juegos, de actividades en familia, de fiestas infantiles, de pañales, patos en los baños y se van haciendo menos comunes las salidas al cine, a comer o a tomar algo, vamos dejando de lado las actividades que solíamos hacer cuando éramos novios o esposos (sin hijos) ya sea porque no tenemos con quien dejar al bebé o porque estamos tan cansados del trajín diario, que lo pasamos para la otra semana y luego para la otra y cuando nos damos cuenta, ya pasó mucho tiempo desde la última vez que estuvimos a solas.

El matrimonio nunca vuelve a ser igual después de los hijos, ¡absolutamente cierto! y es que ahora ya no sólo somos 2 y nuestro instinto como padres siempre va a hacer que enfoquemos primero la mirada en ellos para asegurarnos su bienestar y su felicidad, pero también tenemos que, aunque sea de vez en cuando, enfocarnos sólo en nosotros, en detener el tiempo, volver a vernos como hombre y mujer, encontrar esas cosas que nos hacían reír tanto cuando estábamos solos, ya sea mediante una cena, una tarde en un café, un almuerzo, una noche fuera, un viaje o simplemente una salida a conversar, pero sin bebés...  El matrimonio necesita oxígeno, tiempo y nuestra pareja un espacio propio.

Por un día, dejé de lado mis preocupaciones sobre mi hijo, en como estaría y pensé sólo en mi esposo, el también hizo lo mismo, nos permitimos olvidarnos por un momento del día a día para estar pendientes sólo uno del otro. Cuando regresamos encontré a Luciano tal cual lo había dejado, con la misma sonrisa hermosa en la cara, feliz, corrió a abrazarnos y fuimos de nuevo, la misma familia, con ganas de estar juntos los 3, con el mismo amor, pero más fortalecidos todos, porque al fortalecer nuestra relación, también nuestra familia lo hace ¿no lo creen?

Y ustedes? ¿cómo van con el tiempo a solas?


Foto: Daniel San Martín

Un beso grande, 

Image and video hosting by TinyPic