Keke Marmoleado

viernes, 24 de julio de 2015


Hace unos días nos compartieron una receta súper buena, desde Maridaje Perfecto una página que me gusta por la practicidad de cada receta, la música con la que la combinan y las recetas de tragos y cocktails que tienen (donde soy un cero a la izquierda) y que me sirven para sorprender a los invitados de cuando en vez. 

Me animé a probarla con Luciano y les cuento dos cosas, la primera vez que lo hicimos NO NOS SALIÓ! todo el keke quedó de chocolate y yo me sentía frustrada, no entendía cómo es que se había mezclado todo, se suponía que era de dos sabores!!! :/ Ya les voy a contar que fue lo que pasó para que estén atentos y NO les pase también.  La segunda vez que lo preparamos, nos salió BUENAZO! Toda la casa olía riquísimo, la textura quedó perfecta y la combinación de sabores es deliciosa. 

En sí, la receta es súper fácil, me encanta porque la pueden preparar al toque para un lonchecito, para sorprender a alguien que viene de visita o para comer en estas nochecitas frías acompañado de un cafecito o una taza de leche ;)

Necesitamos:
  • 4 huevos.
  • 2 tazas de azúcar.
  • 250 grs. de mantequilla.
  • 3 tazas de harina.
  • 3 cdtas de polvo de hornear.
  • 3 cdas de cocoa (yo usé Winters repostería y no saben lo rica que puede llegar a ser!)
  • 1 taza de leche.
  • Esencia de vainilla.
  • Sal.
Preparación:

Mezclamos los huevos, el azúcar y la mantequilla derretida (yo la pongo 20 segundos en el horno microhondas) hasta que se estén uniformes, luego agregamos la harina de a pocos (ayudadas por un colador), el polvo de hornear, la pizca de sal, un chorrito de vainilla y la leche. Nos aseguramos que no quede ningún grumito o bolita de harina y listo. 




Separamos la masa en dos partes, nosotros la primera vez, las separamos en dos partes iguales (¡primer error!) la segunda vez separamos 3/4 con 1/4. En la de menor cantidad le agregamos las 3 cdas de cocoa y mezclamos bien, igualmente asegurándonos que no queden grumos. 



Se vale probar!!!! jajajaja

Enmantequillamos (si quieren también pueden enharinarlo) el molde que vamos a utilizar y mezclamos las dos masas. la primera vez, las mezclamos alternadas, un poco de vainilla, un poco de chocolate, un poco de vainilla segundo error!) la segunda vez vaciamos toda la vainilla primero y todo el chocolate después, con la ayuda de un palito de brochetas (puede ser un tenedor) le dimos unos toques para que sea marmoleado por partes, pero sólo un poco para que no se mezcle. 



Precalenté el horno por 5 minutos y metí el keke, después de 35 minutos estaba listo*... ¡Así de fácil! :) Esperamos sólo 10 minutos para comerlo porque el olor era irresistible. 



¡Espero que les guste y disfruten preparándolo en casa, cocinar con los niños es algo mágico, les permite explorar texturas, sabores, olores, jugar un poco y divertirse y a nosotros, nos permite volver a ser niños, lo cual es genial! 

¡Un beso!

Image and video hosting by TinyPic


PD: ¡Gracias Paulo por la receta!...  La pueden encontrar haciendo click AQUÍ  y los invito a visitar su blog, es buenísimo!

*La cantidad de tiempo que esté en el horno, depende básicamente de cada horno ya que todos tienen una potencia distinta.