¡Tengo una cita!

viernes, 13 de febrero de 2015

Este fin de semana es día de San Valentín y para ser sincera, no me había puesto a pensar en eso, lo cual es extraño en mí ya que soy una romántica empedernida y una cursi total, casi hasta empalagar lo admito, pero esta vez no me había puesto a pensar en eso, nos vamos a la playa con mi familia el fin de semana, entonces suponía que sería un día cualquiera.

Hasta que una llamada lo cambió todo… mi esposo me preguntó si tenía planes para el viernes y me invitó a salir, así que…

¡Tengo una cita! :)  Si bien es cierto salimos juntos a todos lados, hay muchas cosas que se perdieron (o disminuyeron) desde que somos padres, como las salidas a solas, las idas al cine, a comer, a pasear, o simplemente a tomar un helado, ya que la mayoría de veces vamos con Luciano a todas partes y nos encanta, pero también es muy importante encontrar un tiempo a solas, lo se.

Un tiempo para conversar de todo y de nada, para reír, hacer historias, contar anécdotas, un tiempo de nosotros, en que seamos el y yo... y hoy es un día de esos y mientras me alisto para llevar a mi hijo a la natación, mirándome en el espejo descubrí que estoy nerviosa como la primera vez que salimos juntos (no, eso es mentira, como la segunda, porque la primera me caía chinche jajaja) no sé qué ponerme, como peinarme o maquillarme, que perfume usar, siento mariposas en la panza cuando los días avanzan y faltan menos horas.

.... y es que ¡Estoy enamorada! Siii... Estoy enamorada de ese hombre tan maravilloso y presumido a la vez, de ese hombre que me ayuda a cambiar las sábanas a las 3 de la mañana cuando Luciano mojó la cama, que se despierta en la noche en silencio para hacerlo orinar tratando de no despertarme, (aunque casi nunca lo logra jajaja) de aquel hombre que prepara la leche todas las noches y que cambiaba pañales como si nada, que prepara el almuerzo para todos (y más rico que yo). De aquel hombre que maneja cantando Doki oki doki y que camina horas a mi lado buscando calzoncillos "verdes", que se disfrazó de pirata para halloween y que pintó huevos de pascua hasta la una de la mañana, me ayudó a esconderlos y se puso orejas de conejo.

Estoy enamorada de aquel hombre que se quedó despierto conmigo casi toda la noche haciendo las sorpresas de cumpleaños cuando al día siguiente trabajaba (y claro se comió la mitad de los dulces) de aquel hombre que hace dormir a mi hijo cuando estoy estudiando, que se come mis buenos y malos humores y me escucha todo lo que hablo, incluso cuando no lo dejo hablar (o no lo dejo dormir)

De aquel hombre que se burla de mis alfajores que parecen galletas y de mi budín que parece gelatina, que me anima cuando quiero mandar todo al diablo y me manda al diablo de vez en cuando. Estoy enamorada de ese hombre grande con alma de chiquito, que se emociona hasta las lágrimas cuando hablamos de nuestro hijo, del hombre que me esperó en el altar llorando (aún no se si de emoción o porque ya no podía escaparse), del hombre que me llamó incansablemente durante 3 meses a pesar de las colgadas y apagadas de celular, que me enseñó a creer en mi misma y no me quiso enseñar economía en mi examen final (aun siendo economista), y que aún no admite que manejo mejor que el.

Estoy enamorada del hombre con el que discuto en las noches cuando deja su ropa tirada, o cuando no baja la tapa del water, o pone las toallas mojadas en la cama. Del hombre que deja la mantequilla afuera de la refrigeradora, las galletas destapadas y acumula revistas en el baño. Del hombre que me dio mi regalo de navidad para que lo forre yo misma, que es el mismo que me sorprendió la noche que pidió mi mano, llenó mi habitación de globos el día que di a luz y siempre saca una sonrisa de mis labios cuando lo quiero matar.

Estoy enamorada de el con todos tus defectos, que sumados a los míos hacen explosión, pero no de la misma manera como lo estaba hace 8 años, sino, con la experiencia que nos dan 3 años de enamorados, 5 de casados, 1 hijo y mil sueños juntos, que empezaron aquella tarde de marzo, cuando lo conocí. 

¡Hoy tengo una cita con mi esposo y estoy muy nerviosa!



Foto tomada por Daniel San Martin, antes de nuestro matri


Besos,
¡Los quiero!

Image and video hosting by TinyPic