Re-decorando el cuarto, ya es un niño grande

jueves, 13 de noviembre de 2014


Y ahí estaba yo, parada en la puerta del cuarto de mi hijo sin poderlo creer, miraba la habitación que hasta sólo unos días atrás era la de un bebé y ahora estaba convertida en la de un “niño grande” como dice Luciano, y tengo que admitir que estoy tan emocionada como cuando la decoré por primera vez, cada paso es una aventura nueva que enriquece mis recuerdos con sabor a familia y alimenta el corazón con ese calorcito tan especial…

Abril 2012, 7 meses de embarazo


Mientras miraba la habitación ya lista, pensaba en cuan diferentes son las etapas aunque pareciera que ya hubiésemos pasado por ellas. La primera vez que decoré la habitación la hice pensando en mi bebé, pero con que nos gustara a mi y a mi esposo era suficiente, es la verdad, porque Lu ni cuenta se hubiera dado si su pared era blanca, celeste, amarilla o si tenía pintado un paisaje, un safari o como en mi caso, el principito… Pero esta vez tenía que gustarle a él y estaba ansiosa por que entrara a su cuarto y lo viera, moría por ver esa carita de emoción que tanto me enamora y les confieso que además me comían los nervios... 



No es que haya cambiado toda la decoración, he mantenido la esencia, porque sigue siendo un bebé (y para mí siempre lo será jejeje), pero ya no tiene cambiador, ni sillita baúl, ni incluso, los juguetes de bebé, ahora tiene accesorios para un niño, ¡que mello! jajajaja .... Como un organizador de juguetes, que tenía que mostrárselos porque me parece un hit, es increíble, ocupa el espacio preciso, tiene el tamaño adecuando de las bandejas (ni muy grandes ni muy chicas), los colores son lindos y combinables, y sobre todo está a la altura de los peques, por lo cual pueden agarrar sus juguetes sin ningún problema, sin correr el riesgo de golpearse, de tener que treparse en algo o necesitar de alguien que los ayude a sacarlos. Es ideal para los que no tenemos un cuarto de juego o un cuarto muy grande, como es mi caso, el cuarto de Lu es relativamente pequeño por lo cual no tiene mucho espacio, así que este organizador es, para mi, la octava maravilla.





También le puse una mesita para que pinte, dibuje, juegue con plastilina o lo que quiera, es genial también, y las sillas son del tamaño apropiado para que el bebé, perdón, el niño (tengo que ir acostumbrándome) jajaja...  alcance a la mesa en una posición correcta y no tenga que estirarse ni torcerse, es de color blanco lo cual le da iluminación al cuarto y además las patas de la mesa y de las sillas me encantan, son de lápices de colores! ¿no son bellos?





Los dos los encontré en Sodimac, tanto el organizador como la mesita y cada uno me costó 99 soles, la mesita la armé en menos de 10 minutos, es súper sencilla y el organizador no lo armé yo, pero también es fácil, serán unos 15 o 20 minutos, máximo.

La repisa que está encima de la mesita la utilizo para poner los cuentos y la otra para fotos y juegos de madera (ambas también las compré en Sodimac) y al costado, en el suelo, coloqué un cojín, que con un poco de imaginación, convertimos en su zona de cuentos jajaja, ahí nos sentamos cada vez que queremos leer uno. A veces cuando no puedo hacerlo yo, el va, con cuento en mano y se sienta en su cojín jajaja, le da una apariencia fresca y divertida al cuarto. Lo compré en Casas & Ideas y me costó 39 soles.







En el techo pinté estrellitas de color celeste, me demoré dos o tres días. Primero hice el molde del tamaño que quería, agarré lápiz, cinta masking tape, pintura de pared, me trepé en la escalera y empecé a delinear todas las estrellas en el techo, luego las fui pintando una por una y finalmente, compré esas estrellitas que brillan en la noche cuando apagas la luz, así cuando Luciano esta recostado en su cama, puede mirar las estrellas, le da a la habitación un toque único y bastante cálido.. 




Cuando Lu entró a su cuarto y vio su "nuevo espacio",  no quiso salir de ahí en toda la mañana jajajaja estaba feliz... #Nosigascreciendotanrápido amor, ¿Es que acaso los relojes del mundo están acelerados? Ahora entiendo que cuando me decían que los hijos crecen en un abrir y cerrar de ojos, no estaban bromeando ni me querían asustar, me estaban avisando lo que se venía!  Cuando yo era niña sentía que el tiempo pasaba más lento que una tortuga y ahora tiene una rapidez felina… jajajajajaja

Seguro que mañana estaré re-decorando el cuarto de nuevo, con súper héroes, naves espaciales o trenes... mientras tanto intento no pestañear para no perderme de nada... jajaja

Espero que les haya gustado y si están pensando en redecorar los cuartos de sus peques, les recomiendo estos muebles, en realidad son súper útiles y lindos! =) 

Un beso, 

Image and video hosting by TinyPic