El primer corte de cabello...

lunes, 8 de septiembre de 2014

Les cuento que Luciano nació casi sin pelo (por no decir pelado!)  jajaja era gracioso porque cuando iba a algún lugar la gente pensaba que lo había rapado y me preguntaban porque lo había hecho tan chiquitito y yo les respondía que no, que no le había cortado, que había nacido así, después poco a poco empezó a crecerle  y creo que más o menos pasado el año tuve la necesidad de cortárselo por primera vez.  Pero creo que no tiene nada de malo cortarle antes, eso depende de los papis. Como en todo, hay opiniones diversas, algunos dicen que si no le cortas la pelusa no le va a crecer el pelo y otros dicen lo contrario, que si le cortas no le va a crecer, entonces las dos se invalidan jajaja y pasa a ser una cuestión de cada mami si le corta o no.

La primera vez que fui a la peluquería a cortarle el cabello a Lu, no tenía idea que se podía guardar de recuerdo, pero yo quería tener un mechoncito de su pelo, así que ahí me veían como loca, tomándole miles de fotos a Luciano y recogiendo cada mechón que caía al carrito mientras la señorita cortaba, todo un ritual, jajajaja... Recuerdo que me miraba y se reía, no era una mirada de esas que te asusta, o intimida, más bien era una mirada cómplice, pero no me decía nada, entonces yo seguía en mi tarea de recolectar todos los pelitos. Cesar y yo mirábamos embobados a Luciano  tranquilito en el carrito dejándose cortar el cabello, nosotros pensábamos que iba a patalear, que no le iba a gustar, pero al contrario, creo que hasta estaba disfrutando el corte y a la vez, vernos mirándolo, dejaba que le tomáramos fotos, sonreía, miraba la tele, se sentía un rey. Cuando terminaron de cortarle  le dieron un chupete (el cual para él fue el tesoro más grande y más porque era de Mickey!) y un globo… estaba feliz! Cuando fuimos a la caja a pagar, la señorita que nos atendió preguntó ¿es la primera vez verdad? Respondimos que sí y nos entregaron un certificado súper lindo de “mi primer corte” (como el que está en la foto) y un paquetito con SUS MECHONES,  por eso me miraba y se reía  Jajaja cuando levantó a Luciano del carrito habían miles de mechones que recogió y se los llevó, yo pensé que los iba a botar y era que los estaba guardando, ella lo sabía pero quiso sorprenderme! (y vaya que lo consiguió) Yo salí encantada de la peluquería, más feliz que nunca.

El caso es que ayer fui a cortarle de nuevo, a la misma peluquería y estaba llena de lote a lote, habían muchas mamis que iban con sus  hijos por primera vez y que al igual que yo, no sabían que se podían quedar con el cabello, y como estaba tan llena supongo que se les pasó y no ofrecieron el detalle del recuerdo, me enteré porque de casualidad le pregunté a una mami y cuando le conté lo del certificado se emocionó, lo pidió y se lo dieron. Entonces me pregunté, cuantas mamis no sabemos que podemos tener un recuerdo tan lindo del primer corte de cabello de nuestro gordo (a)... Les cuento que mi suegra guardó cerca de 32 años el mechón de pelo de mi esposo, en una bolsita chiquita, y  un día cuando nos hicimos novios, bien linda me lo regaló, lo guardé en mi billetera, toda romántica para que me acompañe a todos lados ¿y que creen? me robaron la billetera a los 3 días! PLOP jajajaja ¿se imaginan? Tener más de 30 años el recuerdo tan lindo del primer corte de pelo de tu hijo y que lo pierdan en menos de 1 semana jajaja me muero! Así que mejor, es tenerlo así, en un diploma, con todos los datos, en un lugar seguro y nunca por nunca regalarlo a la nuera jajaja
La mayoría de peluquerías para niños tienen este detalle tan lindo, aparte de carritos o sillitas especiales para los más pequeños y ahora tienen hasta juegos tipo play para lo más grandecitos, de todo para hacer que la experiencia del corte de pelo sea de lo más agradable posible. 
 
Pero si a tu peque, no le gusta o le da miedo, tal vez puedas esperar un poquito más, un par de días más y volver a intentar, no lo hagas que se corte a la fuerza, esto creará en ellos un rechazo al corte y lo asociarán cada vez que vayan, la idea es que lo pasen bien... no pasará nada por tener el pelo un poco largo unos días más... Ayer había un peque que lloraba tanto que a mi se me partía el alma en pedacitos, no había nada que pudiera consolarlo y no tendría más de 7  u 8 meses...   Si lloró, tal vez la próxima vez que vayan, pueden llevarle un juguete de casa, eso hará que se sienta más cómodo, a veces ese nexo con lo suyo, les da tranquilidad y confianza.
 
Ya cuando van creciendo podemos usar otras "tácticas" por ejemplo ayer, primero fuimos a que su papá se corte el pelo, el miraba como papito estaba tranquilito y luego le dije amor, quieres ir tu también a cortarte como papá, y todo emocionado dijo que si! y todo el camino a la peluquería estaba diciendo que se cortaría como papá. Funcionó! jajaja y cuando terminaron le pregunté, como quien te has cortado amor? como papá dijo, y quien está más bonito dije, yoooo respondió jajajajaja .... nos hizo reír tanto! la idea es que tratemos que cada experiencia sea divertida para ellos, así la recordarán la siguiente vez y crecerán sin sentir miedos. ;)
 
 


Image and video hosting by TinyPic