Manejar en Lima... y con bebés!

viernes, 22 de agosto de 2014

Manejar en Lima de por sí ya es un caos, manejar con bebés, es doblemente caos!  El otro día me di cuenta que paso mucho tiempo en el carro cuando quiero ir con Luciano a algún lado, como es normal, se aburre, se desespera y se inquieta. Antes aguantaba tranquilo, es más, juro que lo disfrutaba, iba sentadito en su silla escuchando música, mirando por la ventana, dormía un rato, se despertaba, volvía a mirar por la ventana y así el tiempo que fuera necesario y yo era feliz! Jajaja…  Ahora no pasa ni cinco segundos quieto, bueno fuera un minuto, para ponerle el cinturón de seguridad tienes que enamorarlo, para mantener la luna cerrada tienes que bloquearla (y aun así seguirás escuchando el clic clac para subirla y bajarla, como si funcionara igual!) paramos en el semáforo y grita “loo buu” lo que quiere decir es “rojo, bu!” cambia a verde y grita (y cuando digo grita, es grita!) “velde, yeeee” Y claro, vale decir que ahora mi carro, dejó de ser mío, es una juguetería rodante, tienda, pastelería, restaurante, tiene música de todo tipo, libros, cuentos y hasta una pelota… ah!  También tiene ropa, mantas, pañales, pañitos, cremas, bloqueador, repelente, hirudoid, el coche y por ahí con suerte algo para mí…

Hace unos días, una amiga (obviamente sin hijos) me preguntó ¿Por qué tienes tantas cosas en el carro? y sin darme cuenta ya estaba hablando: pañales son necesarios mientras los use y si tienes pañales tienes que tener pañitos y crema de escaldadura. Por si se moja o se ensucia, está la muda de ropa, pero como una es ninguna mejor llevo dos, y ¿Qué pasa si llueve? ¿O si hace frío? Por eso está el paraguas y la chompa/casaca y ahora en invierno hay otro par de zapatillas porque llueve en cualquier momento y mi hijo se cree Peppa y  "salta en los charcos de lodo" jajaja... Y bueno, los juguetes, cuentos y snack son mis salvavidas y utensilios de entretenimiento, cuando se aburre de todo, le ofrezco cereal, si no quiere comer, le ofrezco un cuento, si no quiere ver, le ofrezco un muñeco y cuando no quiere nada, sólo queda rezar para que no haya tráfico! jajaja

Aparte de todo lo anterior, les tengo unos tips que uso cuando voy en el carro con Luciano, para no morir en el intento de llegar 5 cuadras más allá… El juego de buscar carros de algún color es  excelente, eso lo jugaban mis papas conmigo y sigue en vigencia! me funciona de maravilla, con eso lo distraigo por lo menos 15 minutos, le encanta! “Amor que te parece si me ayudas a encontrar carros de color azul, lo que además de mantenerlo entretenido y por ende tranquilo, lo ayuda a mejorar su poder de observación, de concentración, de aprender y ubicar objetos y colores (en movimiento), claro sin quitar los ojos del volante! … Cuando noto cierto aburrimiento de ese juego, cambio al  “veo veo que ves”  acá encontramos objetos, “mami ve un árbol” ¿Dónde está? Ahí, Allá, Acá, en fin… eso lo ayuda a entender distancias, igual que el anterior a encontrar objetos en movimiento, fomenta su atención  y muchas cosas más, y créeme que te da al menos unos minutos de tranquilidad..

En cuanto a la música, ahora escuchamos el CD de La Totuga, ¡Un éxito! Escuchar las canciones con su nombre en la radio del carro, lo emociona!!!  Se siente importante, las tararea, se distrae, cada vez que dicen su nombre el repite a coro “Luuuu” jajaja lo malo es que cuando sube a otro carro sin ese CD todo el rato se la pasa diciendo “¿y Lu?” preguntándose cómo es posible que en ese carro no tengan las canciones que dicen su nombre, jajajaja…. Igual me sirve también ir cantando con el en el carro, ya cuando se aburrió de todo empezamos con la gallina turuleca, el elefante trompita, el pato renato, cucu cantaba la rana y toooodas las demás jajajaja...
También, sé que hay muchas amigas mías que llevan en su carro un dvd portátil pero yo soy anti tecnología, como bien saben, entonces no lo recomiendo mucho, evita que vea afuera del auto, que aprenda a entretenerse y lo más importante, que interactúe con la persona que maneja o quien va atrás acompañándolo… pero eso depende de cada uno.
Como ya sabemos que las mamás arreglamos todo el "equipaje" que tenemos que llevar de los peques para un laaaargo par de horas fuera de casa jajaja y siempre nos olvidamos de hacer lo mismo con nuestras cosas, entonces yo tengo unas cuentas en el carro, que me han salvado un par de veces, como: Un gancho para el cabello, un par de aretes (siempre olvido ponérmelos antes de salir!) un chocolate (básico para aguantar el tráfico sin pelearme con medio Lima!) un lápiz labial y un delineador de ojos (el único maquillaje que uso y que nunca encuentro en mi cartera!) y sería bueno también poner un perfume...
Finalmente, el fin de semana que pasó, estuve viendo la revista de puntos bonus y encontré unas cosas muy útiles para el carro:
Una mesita para dibujar, pintar, apoyar los cuentos u otros... Me pareció mostra y es plegable lo que facilita el transporte y almacenaje. Cuesta 300 pts bonus + S/. 15.00
Una cajita organizadora de pañales, tiene 3 compartimentos herméticos para pañitos húmedos, pañales y cremas, súper práctica para tener todo a la mano y en un sólo lugar siempre en el carro y no estar buscando el maletín y perdiendo tiempo. Cuesta 200 pts bonus + S/. 15.00
Un cojín para asiento de auto (3 años en adelante) para los más grandecitos.. Así llegarán al cinturón de seguridad, irán cómodos y seguros y se sentirán graaandes ;) Cuesta 300 pts bonus + S/. 19.00 soles.

Con esto, creo que ya deberíamos estar preparadas para ir a la guerra, es decir, a movilizarnos por Lima en hora punta (lo cual ya no sólo es a las 8 de la mañana o 6 de la tarde, sino, todo el día!!!)



Image and video hosting by TinyPic