Roseola Infantil

miércoles, 30 de julio de 2014

Cuando Luciano tenía dos meses más o menos, una tarde empezó a subirle fiebre de la nada, no paró hasta 40°, recuerdo que me asusté mucho, llamé inmediatamente al doctor y me dijo que lo meta en agua tibia casi fría (eso le baja la temperatura al toque para evitar que pase a mayores) que le de antalgina (cuando es fiebre muy alta el panadol ya no hace mucho efecto), yo quería llevarlo a la clínica pero el doctor me dijo que lo mismo harían allá y que era mejor no sacarlo, así que lo tuve en casa.
 
Cuando el efecto de la antalgina pasó, volvió a subirle la fiebre, lo metí una vez más al agua y así estuve todo el día, le subía y le bajaba la fiebre, el doctor me dijo que tenía que esperar un poco pero que si seguía así lo llevara a su consultorio y así fue, toda la noche estuvo con fiebre y al día siguiente amaneció igual y era fiebre bastante alta, entre 39.5 y 40.5° yo lloraba de la desesperación, él se quejaba, estaba cansado, somnoliento, quería dormir pero la fiebre no lo dejaba.

Al día siguiente ni bien amaneció, lo llevé al doctor y como no tenía ningún otro síntoma no podía decirme que cosa era exactamente, pero me dijo que podía tratarse de una Roséola Infantil (virus benigno) que desaparece con la aparición de unas pequeñas manchas en la piel, sólo me quedaba esperar un par de días, sino brotaban tendrían que hacerle análisis, pero efectivamente al día siguiente (es decir al 3er día) la fiebre paró y en su lugar aparecieron unas manchitas rosadas.

Casi me muero del susto, ver a tu hijo volando en fiebre sin ninguna causa aparente es angustiante, pero las manchas y la fiebre desaparecen tan rápido como llegan, no dejan ninguna huella y los bebés se recuperan en un dos por tres, más rápido que lo que tarda en volvernos a las mamás el aliento después del susto…
Les dejo con algunos síntomas de este virus para que sepan un poquito más, igual no se olviden que cuando el bebé presente fiebre siempre hay que llamar al doctor o llevarlo a la clínica, ya que generalmente se trata de una infección.
 
Enfermedad: Roséola Infantil, virus benigno que aparece en infantes desde los 3 meses hasta los 2 años de edad.

Síntomas: Pérdida de apetito, fiebre alta (39 – 40.5°) durante varios días, irritabilidad, posible diarrea (no generalmente) cuando se va la fiebre aparece la erupción cutánea, principal indicador del virus.
Tratamiento: El tratamiento de la roséola es esencialmente sintomático, destinado a bajar la fiebre, sumergir al bebé en agua tibia, casi fría y suministrarle la medicina que indique su doctor.
 
 
 Espero que les sea útil! un beso
 Image and video hosting by TinyPic