Evite accidentes en los niños

jueves, 31 de julio de 2014

Esta lista de medidas a tomar en cuenta para la prevención de accidentes caseros con los niños, me la dio el pediatra de Luciano para que tenga mucho cuidado con cada punto, la ponga en un lugar visible de la casa, de manera que todos puedan leerla y estemos informados, así que aprovecho para compartirla con ustedes!
 
1. Nunca deje una bolsa plástica al alcance de los niños.
2. No deje que juegue con juguetes tan chicos que pueda tragárselos.
3. No permita que un niño juegue en la cocina.
4. Mantenga tapados los tomacorrientes y ocultos por muebles.
5. Cerque el acceso inferior y superior a las escaleras.
6. Los líquidos calientes y termos deben ir al centro de la mesa y las ollas y sartenes deben orientarse
    con los mangos hacia adentro de la cocina.
7. Los ventiladores, planchas y estufas deben estar en alto.
8. No arroje vidrios rotos ni cuchillas de afeitar al cesto de basura, sin antes envolverlos bien.
9. Evitar dejar sólo al niño frente a una tina, poza o piscina.
10. Todas las medicinas, pinturas, desinfectantes y/o cualquier producto químico de uso casero, debe
    mantenerse en lugares inaccesibles para los niños.
11. No administre una medicina en la oscuridad. LEA BIEN.
12. No administre una medicina NO prescrita por un médico.
13. Si tiene animales en casa, manténgalos vacunados contra la rabia y alejados de los ambientes del
     niño.
14. La naftalina y el rasca pies pueden ser letales.
15. No deje al alcance de los niños objetos en punta como: tijeras, agujas, palos de tejer, cuchillos,
      tenedores o lápices.
16. Guarde en lugares seguros las armas, revólveres, escopetas, etc.
17. Coloque un picaporte alto en la puerta de la calle.
18. No deje sillones próximos a las ventanas en casa o departamentos de 2do piso o  más.
19. Tenga cuidado con los cordeles de la cortinas y persianas.



A tomar en cuenta, ningún cuidado está de más. Un beso!

Image and video hosting by TinyPic



*Fuente: Complejo Hospitalario San Pablo
Dr. Antonio Silva Vegas
Médico Pediatra

Roseola Infantil

miércoles, 30 de julio de 2014

Cuando Luciano tenía dos meses más o menos, una tarde empezó a subirle fiebre de la nada, no paró hasta 40°, recuerdo que me asusté mucho, llamé inmediatamente al doctor y me dijo que lo meta en agua tibia casi fría (eso le baja la temperatura al toque para evitar que pase a mayores) que le de antalgina (cuando es fiebre muy alta el panadol ya no hace mucho efecto), yo quería llevarlo a la clínica pero el doctor me dijo que lo mismo harían allá y que era mejor no sacarlo, así que lo tuve en casa.
 
Cuando el efecto de la antalgina pasó, volvió a subirle la fiebre, lo metí una vez más al agua y así estuve todo el día, le subía y le bajaba la fiebre, el doctor me dijo que tenía que esperar un poco pero que si seguía así lo llevara a su consultorio y así fue, toda la noche estuvo con fiebre y al día siguiente amaneció igual y era fiebre bastante alta, entre 39.5 y 40.5° yo lloraba de la desesperación, él se quejaba, estaba cansado, somnoliento, quería dormir pero la fiebre no lo dejaba.

Al día siguiente ni bien amaneció, lo llevé al doctor y como no tenía ningún otro síntoma no podía decirme que cosa era exactamente, pero me dijo que podía tratarse de una Roséola Infantil (virus benigno) que desaparece con la aparición de unas pequeñas manchas en la piel, sólo me quedaba esperar un par de días, sino brotaban tendrían que hacerle análisis, pero efectivamente al día siguiente (es decir al 3er día) la fiebre paró y en su lugar aparecieron unas manchitas rosadas.

Casi me muero del susto, ver a tu hijo volando en fiebre sin ninguna causa aparente es angustiante, pero las manchas y la fiebre desaparecen tan rápido como llegan, no dejan ninguna huella y los bebés se recuperan en un dos por tres, más rápido que lo que tarda en volvernos a las mamás el aliento después del susto…
Les dejo con algunos síntomas de este virus para que sepan un poquito más, igual no se olviden que cuando el bebé presente fiebre siempre hay que llamar al doctor o llevarlo a la clínica, ya que generalmente se trata de una infección.
 
Enfermedad: Roséola Infantil, virus benigno que aparece en infantes desde los 3 meses hasta los 2 años de edad.

Síntomas: Pérdida de apetito, fiebre alta (39 – 40.5°) durante varios días, irritabilidad, posible diarrea (no generalmente) cuando se va la fiebre aparece la erupción cutánea, principal indicador del virus.
Tratamiento: El tratamiento de la roséola es esencialmente sintomático, destinado a bajar la fiebre, sumergir al bebé en agua tibia, casi fría y suministrarle la medicina que indique su doctor.
 
 
 Espero que les sea útil! un beso
 Image and video hosting by TinyPic

A mi hermana con cariño...

jueves, 24 de julio de 2014

Hoy día es el cumpleaños de mi hermana y me animé a escribir este post inspirada en ella, esa personita que desde que me acuerdo ha estado a mi lado, nos llevamos algo de… unos cuantos años mejor digamos jajaja cuando éramos solteras no estábamos muy juntas como ahora por la diferencia de edad, carácter, el mismo día a día, que se yo. .. pero cuando era pequeña la miraba y decía: “algún día seré como ella”, es lo opuesto a mí, yo soy tímida ella es extrovertida, yo no sé bailar ella la rompe, yo no sé cocinar muy bien ella podría preparar un buffet a ojos cerrados, yo era de carácter más sumiso (era jajaja) ella era más explosiva, yo era de llorar, ella de aguantar, en fin, para mí era la mujer que me gustaría ser! Y no sólo eso,  además me hacía mis pancartas en el colegio, preparaba mis antorchas, mis dibujos, se amanecía haciéndolos, aquellas épocas!  Claro que me requintaba por avisarle dos días antes, y me requintaba mal  jajaja… a veces hasta tenía celos, era la adoración de tíos y tías, de mis papas, de mi hermano, de mi abuela, todos tenían que hacer con la chata… Aún así, me encantaba que estuviera en casa, salvo a la hora de almuerzo que lo detestaba porque era la única persona que podía quedarse, literalmente, 4 horas esperando que termine de comer hasta la última cebolla del plato, sin negociar, sin levantarse de la mesa y sin voltear la mirada! En momentos como esos hubiera sido excelente que existiera el Iphone! jajaja pero bueno… viene en el paquete!
 
Lo otra parte de tener una hermana mayor era que podía robarme su ropa, la cara que ponía cuando la buscaba y no la encontraba era para correr y esconderse debajo de la tierra, siempre se enteraba que estaba sucia cuando se la quería poner. Ups!  Me comía sus chocolates, usaba sus collares y su maquillaje a escondidas, que cosas no hacía! Jajaja pero lo que si recuerdo es que me encantaba presumir que tenía una hermana mayor, aunque peleáramos todo el día.
Hasta que se casó, se fue a vivir a su nueva casa, salió embarazada y la amé más todavía, me encantaba verla con su pancita, ver como crecía y crecía y crecía (y creció mucho créanme!) jajaja con ella viví por primera vez lo que era de cerca la sensación de tener un hijo y desde ahí, algo en nosotras cambió, algo que se fue haciendo más grande.
Con el tiempo me casé yo y algunos años después salí embarazada y descubrí que no sólo tengo una hermana, sino que tengo a la mejor de las amigas, a la mejor de las tías. Todo mi embarazo estuvo pendiente de mi, se escapaba de su casa los fines de semana para acompañarme porque yo estaba sola, me cuidó durante mis amenazas de aborto, me cocinaba, me ayudaba, me enseñaba! Ella me enseñó todo lo que puedo saber de maternidad, cuando mi hijo tuvo hipo por primera vez, la llamé a ella, cuando se atoró, la llamé a ella, cuando le subió fiebre, la llamé a ella, cuando el pediatra me recetó algo que no entendí, la llamé a ella, la vez que le di, de casualidad más medicina al bebé, la llame a ella, siempre a ella, siempre a mi hermana, siempre a mi amiga!
Conocí gracias a ella una clase de amor distinto, un amor incondicional, que da, que no espera, un amor de tías, un amor único… y aunque hemos tenido nuestras buenas peleas, nuestros jalones de oreja, nos hemos dejado e hablar... basta sólo una llamada o un mensaje para que en cuestión de segundos, no estemos solas, estemos juntas y estemos unidas!
Gracias chata, gracias por estar a mi lado, gracias por ser una tía estupenda, gracias por darme unos sobrinos tan bellos y gracias por hacerme tan feliz! te quiero! 
 

Image and video hosting by TinyPic

Independencia a los dos años!

viernes, 18 de julio de 2014

Independencia, esa palabra me da miedo cuando hablamos de mi bebé! Jajaja es que ya cumplió dos años y tanto para la ciencia como para la sociedad y mi esposo, ya no es un bebé, sino ahora es un niño y tanto lo ha escuchado que creo ya se lo está tomando en serio! Jajaja ahora él quiere lavarse los dientes sólo, caminar sólo por la calle, comer sólo, bañarse sólo, dormir sólo, pero lo que aún no quiere hacer sólo es jugar jajaja es un niño grande, según el claro, aunque confieso que para mí sería mejor que sea el bebé de mamá siempre! Pero la verdad es que toca apoyarlos, aconsejarlos y dejarlos ser independientes, pero siempre con nuestro ojo de aviador encima de ellos, porque esa independencia puede llevarlos a hacer locuras cuando sabemos que todavía no miden el peligro, el otro día estábamos jugando a que éramos monos saltando por la casa y él se la tomó muy en serio porque saltó de un sofá como si estuviera trepando el árbol y se cayó pum pum jajajaja los dos reímos pero sé que a él le dolió aunque ya esté empezando a disimularlo también (como todo hombre!) y es que crecen tan rápido que cuando pestañeas están cada vez más grandes…  Me cuesta pensar que ya tiene dos años!!!

Hace unos días me preguntaba hasta donde puedo dejar que sea independiente, hasta donde cruzo la frontera de dejarlo hacer las cosas solo o seguir haciéndoselas yo y es que muchas veces por nuestras ansias de que sigan siendo nuestros bebés les quitamos la iniciativa, los hacemos depender de nosotros para cosas que ellos podrían muy bien hacer solos, así que lo único que me quedó fue respirar hondo, aceptar que está creciendo y que es parte de la vida y que sólo me queda enseñarle a crecer.
Pero bueno, admito que todavía me da miedo, que me asusta el que sea independiente pero creo que la verdad oculta es que me da terror dejar de ser indispensable para él, me da pánico que deje de decir mamá todo el día para todo, que aprenda a hacer sus cosas sin mí, sabía que algún día llegaría ese momento, pero no pensé que fuera tan pronto! Jajajaja esperaba que fuera a los 25 años! Jajajajaja es sólo una broma! :=)

Debería de haber un manual ¿no? que nos dijera que es lo que va a pasar en cada etapa del crecimiento de nuestros hijos para estar preparados y saber actuar, a mi cada nuevo día me sorprende, me maravilla y me asusta al mismo tiempo porque no puedo dejar de pensar cuan increíbles son los niños, y que rápido entienden las cosas y el ejemplo que les damos , tanto que a veces hasta terminan enseñándonos ellos… les cuento que el otro día le decía amor ponte los zapatos porque hace frío y no puedes caminar sin zapatos, ya mamá me dijo, se puso los zapatos y a los 5 segundos apareció con los míos y me dijo toma mamá y me miró como diciéndome tú también póntelos pues ¿no? me mató! Jajajaja claro que tenía razón y me los puse avergonzada! Jajajaja  y ahí fue que comprendí una vez más, que el ejemplo es básico, que lo que nosotros hagamos lo harán ellos, que lo que nosotros le enseñemos con palabras tiene que ir acompañado de las acciones y supe que tenía que cuidarme mucho y ser consecuente con lo que digo para que él lo sea.
Así que este post lo escribí para mí misma, para leerme y acordarme que lo que tengo que hacer con Luciano para que aprenda a ser independiente es dejarlo serlo, dejarlo caer, aprender,  equivocarse,  botar la comida cuando sostiene el tenedor, botar el vaso cuando aprende a tener equilibrio, ponerse los zapatos al revés,  lavarse todo menos los dientes al intentarlo... Dejarlo ayudarme a tender la cama aunque la destienda más de cuando empezamos, ayudarme a poner la mesa aun con el riesgo de que se le caiga todo el pan, explicarle que puede caerse pero dejarlo correr, subir las escaleras sólo (conmigo atrás claro!) subirse y bajarse de la cama... Dejarlo elegir que música quiere escuchar, que dibujo quiere ver, que quiere ponerse... En resumen dejarlo vivir, enseñarme que vale más caminar despacio a su lado que caminar rápido al mío, porque aunque no me guste mucho, ya creció, ya tiene dos y ya es independiente!


Panqueques de plátano

jueves, 17 de julio de 2014

La receta de los panqueques de plátano es súper sencilla y muy fácil de preparar, y a los peques les encanta! =) Lo único que se necesita es:

Ingredientes:
2 tazas de harina.
1 taza de leche evaporada.
1 o 2 huevos.
1 cucharadita de sal.
1 cuchara de mantequilla derretida.
1 o 2 plátanos dependiendo del tamaño.

Preparación:Licuar todos los ingredientes hasta que el plátano esté completamente disuelto y la mezcla homogénea (previamente debemos cernir la harina con la sal para eliminar los grumitos).
Luego dejamos reposar la masa durante 20 o 30 minutos.

Una vez que ya reposó la masa, calentamos la sartén, se vierte una pequeña cantidad de la mezcla (yo pongo cuchara y media más o menos) y se esparce por la sartén hasta lograr el tamaño o espesor que queremos.
Lo aconsejable es freír uno por uno para que quede más compacto. Se puede acompañar con miel de abeja o de maple, mermelada o compota de frutas y/o cualquier otro complemento que nos guste!

Es súper sano y nutritivo :) espero que lo disfruten mucho! me cuentan ;)

Un día en la granja...

lunes, 14 de julio de 2014

Hace algunos días quiero compartir con ustedes un lugar que me encantó! un día estábamos en la casa con César y Luciano, era feriado recuerdo y no sabíamos que hacer, entonces le dije a César que quería ir a una granjita que había escuchado era bonita, no conocía muy bien el nombre así que lo busqué en internet y nos animamos a ir, el lugar fue mucho mejor de lo que yo esperaba, nos encantó, llegamos a las 12 y salimos, no les miento, a las 6 de la tarde, se llama La Granja del Arriero, ¿han ido? está en Pachacamac*,

La entrada era 15 soles niños y 10 adulto y te incluía: una canastita de comida para los conejos, una canastita de comida para las aves, un paseo a caballo o carreta y comida para las cabras, ovejas y demás.... Una vez que entramos, Luciano se quedó fascinado, no saben lo que fue para el darle de comer a los conejos, ver como comen su zanahoria, darle de comer a la gallina, al gallo, a las ovejas, las llamas o vicuñas (lo siento por más que intento nunca logro diferenciarlas! jajaja) el estaba maravillado dándoles de comer a los animalitos y estar más en contacto con ellos, (ahora cuando le hablo de conejos, gallinas y otros que ve en los cuentos, los relaciona al toque)

Los sustos de mi vida!

jueves, 10 de julio de 2014

Les cuento que el otro día Luciano se cayó, no es la primera vez que lo hace, pero esta fue diferente a las demás, estábamos en el Fun day de Dani, fue en cuestión de segundos, simplemente me voltee para decirle hola a alguien con la mano y en eso escuché un fuerte pum! mi hijo se había caído de  de uno de los juegos en los que estábamos y se había golpeado la cabeza, fue en cuestión de microsegundos, no lo podía creer, tiré todo lo que tenía en las manos y sólo atine a abrazarlo, el lloraba muy fuerte y yo lo único que hacía era repetirle que todo estaba bien, mientras le ponía agua helada en la cabeza con una mano y  con la otra le sobaba, lo coloqué bien pegadito a mí, y empecé a mecerlo, cuando me di cuenta yo estaba llorando con él, en realidad no sé quién lloraba más, si él o yo, me sentía culpable, tonta, mala, la mamá más irresponsable del planeta por haberle quitado los ojos de encima así fuera sólo unos segundos, no debí voltear pensaba, cuando se le pasó, lo cual fue bastante rápido felizmente, se volvió a subir al juego como si nada hubiera pasado, mientras tanto al otro lado, mamá seguía temblando!!!
Esa noche, cuando él dormía y yo lo miraba más embobada que de costumbre, pensé cuanto lo amo y recordé todos los sustos que me he pegado desde que nació y llegué a la conclusión que han sido más que en toda mi vida junta jajaja..
Y es que no sólo he sentido sustos porque se haya caído, sino también cuando se atoro con su leche o con algo que comió, cuando quiso meter las manos al enchufe, cuando una noche no dejaba de vomitar, cuando le dio roséola infantil y volaba en fiebre, cuando le dio el síndrome boca mano pie que les conté, las veces que se ha enfermado, como la vez que lloraba y lloraba sin parar, eran llantos desconsolados, tenía cólicos y le dolía muy fuerte y a mí me arrancaba el corazón ese dolor, deseaba con todas mis fuerzas que me doliera a mí y no a él, fueron días interminables, lloraba a su lado (el pediatra me decía que era normal, que se le iba a pasar y yo como primeriza le creía, esperé una semana, dos, a la tercera dije no hay forma que siga escuchando a mi hijo llorar así, cambié de pediatra y al día siguiente se le fue el cólico! Así que no es normal que un bebé llore y llore sin parar, hay algo que está mal, en mi caso fue el pediatra jeje)
La vez en la que estábamos en un zoológico y lo picó un ñandú, ¿pueden creerlo? Casi mato a mi esposo (textualmente) por dejar que Luciano con su manita tan chiquitita le diera de comer al inmenso animal, porque “quiso darle” ósea ¿Quién es el adulto ahí? Jajaja parecen dos niños! igual que el otro día: Yo: amor ya me voy a la universidad, no te olvides de darle su medicina. El: Si mi amor, no te preocupes.  Regreso de la universidad a las 10:30 de la noche los encuentro despiertos y le digo amor ¿le diste su medicina? Sí, pero sólo la rica, la fea no... y ¿Por qué? “porque no le gusta” yaaaaa y como se supone que se va a curar? Ay dásela tú, si tú se la das se la toma! PLOP! Jajaja Pero bueno, me desvié un poquito del tema jajajaa…. 

Pastel de alcachofa

miércoles, 9 de julio de 2014


Este pastel es buenazo, se puede variar de mil maneras, sea de alcachofa, brócoli, coliflor, espárragos, o mezclar los ingredientes que más les gusten. También le pueden agregar zanahoria rallada, papa o espinaca. A nosotros en casa nos encanta y para mi es la manera más práctica de que Luciano coma verduras (sobre todo el brócoli que no lo puede ni ver) Además es súper sencillo y rápido de preparar.

Rinde para 6 porciones

Ingredientes:
3 corazones de alcachofa.
3 o 4 huevos
Salsa blanca*

Preparación:
En un recipiente colocar los corazones de alcachofa sancochados y picados (yo los pico chiquititos para que Lu los coma sin problema) añadir los huevos batidos (como si fuera para tortilla) y mezclar. Luego incorporar la salsa blanca y mezclar nuevamente, una vez que todo está homogéneo, colocar en un recipiente para horno (previamente enmantequillado y enharinado) y llevar al horno (yo uso el microondas, pero también puede ser en el convencional) entre 15 y 18 minutos, dependiendo de la potencia del horno. (Si se va a utilizar el horno tradicional sería a 270° por 10 a 15 minutos aproximadamente, dependiendo de la potencia del horno) Y LISTO,  a disfrutar! :)



Miradas de incomodidad...

lunes, 7 de julio de 2014

Este fin de semana tuve una sensación que ya he tenido anteriormente desde que soy mamá, no sé si les ha pasado, entro a algún lugar con mi hijo y las personas que están ahí adentro voltean y me miran como si tuviera un mono bailando a mi lado, y esto para decirlo de una manera bonita, pero a veces eso cambia por miradas de fastidio, basta que Luciano diga mamá un poco más fuerte de lo normal y todas las personas voltean a mirar de nuevo, pero esta vez ya con esas miradas que lanzan mensajes de incomodidad, me dan ganas de preguntarles ¿acaso nunca han visto un bebé? Es bonito, ¿no? jajajaja

El sábado nos fuimos con Luciano a que estrene su moto nueva por el malecón, como estábamos en Miraflores y hacía frío entramos a un café en Larcomar para tomar lechecita caliente con un pancito, Lu estaba feliz, la atención fue excelente, la comida muy rica, primera vez que Luciano tomaba leche en taza, en vez de su acostumbrado biberón, entonces para nosotros era un momento histórico, fotos a Lu con su taza, fotos a la taza, fotos a la leche, fotos a Lu de nuevo y así, una cosa de locos! jajajaja pero al costado de nosotros había una pareja de esposos mayores ya, que si Luciano decía mamá, volteaban a mirar, decía no, volteaban a mirar, se reía volteaban a mirar, al comienzo me puse nerviosa, pero mi hijo no estaba haciendo nada malo! Solo estaba hablando, en realidad balbuceando palabras porque recién está empezando a hablar, así que me olvidé de ellos y disfruté a mi gordo… pero igual ya estaba con esa sensación medio rara, mortificada por las miradas que me lanzaba la señora, era como si quisiera decirme que no debía estar con Luciano ahí porque podría incomodar su café o algo así, al menos eso fue lo que yo sentí.