Síndrome boca mano pie (Coxsackie virus)

miércoles, 21 de mayo de 2014


Estoy segura que muchas mamis no han escuchado ese nombre jamás, al igual que yo, aunque para el pediatra de Luciano, (el cual es increíblemente bueno, lo adoré desde el primer día que fui) es un viral súper común, por eso me siento en la literal obligación de compartir con ustedes esta información!
En enero, me fui con César y Luciano, que en esa fecha tenía año y medio recién cumplidos, a Piura y nos embarcamos en la aventura de ir en carro, Cesar y yo solos ya hemos ido en carro muchas veces, pero esta vez era diferente, iba con nosotros Luciano, entonces acomodamos el carro de la mejor manera, bueno acomodamos, es mucha gente, jajaja esta vez hay que reconocer que fue un excelente trabajo el de mi esposo, y lo disfrutó la mitad del viaje que fue a dormir atrás con Luciano mientras que yo manejaba hasta Chimbote, jajaja… en fin, sin alejarme mucho del tema, tengo dos hipótesis para compartir sobre cómo Luciano adquirió el famoso síndrome boca mano pie del cual hago mención… y aquí viene la primera:

Paramos a mitad de camino para que Cesar acomode las maletas que se habían movido y aprovechar para estirar las piernas y yo no tuve mejor idea que ir a jugar a los “cerritos de arena” sube Luciano corre, vamooooos, ujuuuuuu resbalamos y caímos perfecto, pero a nuestras enemigas las moscas parece que la bajadita les asusto y salieron de todos los rincones del desierto! Donde estaban que yo no las había visto? Uhm pues resulta que había caca de perro cerca de ahí y yo no me había dado cuenta!!!! Luciano y yo habíamos cogido la arena no solo con las manos sino también con las piernas al caer, y a pesar que nos lavamos muy bien luego y nos bañamos en alcohol, días después el Dr. me dijo que eso es producto de tener contacto con cosas en mal estado o infectadas, tipo basura y obvio caca de perro, no?
La otra hipótesis es que en la playa, mi hijo que parece no ser miedoso como su mamá, agarro todo tipo de animales marinos por donde fue, desde de erizos de mar, lapas y no sé qué más, sin contar la arena, las piedras, las conchitas, las cuevitas, el agua empozada, toooodo, entonces podría también haber sido eso, no? Bueno la cosa es la que sigue, empezó a llenarse de ampollas muy feas, yo pensé que eran por el calor (estamos hablando de Piura en pleno verano), los mosquitos (es medio alérgico el hombre, con una picadura se enroncha) pero con los días iban poniéndose más feas, dejo de comer, no tenía apetito, pero él seguía jugando con sus primas como si nada, feliz el enano, entonces pensé que seguro como se le había cambiado la rutina no quería comer, pero nooooo un día vi que tenía la boca llena de granitos y me asuste, el pie se le empezó a hinchar, parecía tamal, horrible! empezó a tener fiebre, mi pediatra en Lima pensó que era una eruptiva y me mandó a hacerle unas pruebas.

Fuimos a un pediatra en Piura que casi nos mata de un infarto! Nos dijo, muy suelto de huesos, que mi hijo tenía vasculitis, por favor NO miren en internet los diagnósticos de los doctores, es lo peor que pueden hacer! Yo busqué inmediatamente que era y fue horrible lo que encontré, llamé a su doctor y nos hizo regresarnos a Lima, viajamos recontra asustados, llore todo el camino mientras Cesar manejaba y Luciano dormía, sentía que me iba a morir con mi hijo, fue espantoso, las 12 horas más largas de mi vida!
La vasculitis es una enfermedad muy dura, sobre todo en niños chiquitos, así que se ya imaginaran como estaba! Pero cuando llegamos donde mi pediatra, después de examinarlo durante unos minutos que me parecieron horas, me dijo que tenía el síndrome de boca mano pie y que era muy común, tan común como un resfriado, incluso igual de contagioso! Plop! En ese momento respire, quise llorar, reír, saltar, todo al mismo tiempo… me sentía feliz y con una tranquilidad enorme,  pero me quedó de lección que nunca hay que leer resultados por internet y tratar de llevar a sus hijos siempre a sus pediatras de cabecera o a doctores en los que realmente confían, y no tomen ninguna decisión sin antes consultar otro médico =) Finalmente, en cinco días de medicamentos, los síntomas desaparecieron y las ampollas se borraron, no queda ninguna marca, ni nada J comparto con uds algunos de éstos, para que sepan que es este síndrome y no los tome por sorpresa como a mí!
-          Ampollas en el cuerpo, sobretodo en la boca, manos y pies.
-          Hinchazón en los pies y manos.
-          Fiebre alta (38 – 40).
-          Falta de apetito.
-          Ardor en la boca debido a las ampollas.
Este virus es más frecuente en bebés y niños pequeños y la única manera de prevenirlo es lavándose las manos continuamente y desinfectando los juguetes. Además recuerden no auto medicar a los bebés, esto nos puede ayudar a saber qué es lo que tiene, pero un doctor es quien debe que dar el tratamiento adecuado para uno.